18.FEB Lunes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Israel llama

Jueves 09 de noviembre del 2006 | 12:00

Compartir
BEIT HANUN, FRANJA DE GAZA.

Israel reconoció este jueves que la matanza de 18 personas en Beit Hanun fue un "error técnico", mientras los palestinos pedían al Consejo de Seguridad de la ONU el despliegue de una fuerza para observar un alto al fuego con el Estado hebreo.

Mientras, en Beit Hanun (norte de la franja de Gaza), miles de personas salieron a las calles para sepultar a los muertos causados por el ataque israelí del miércoles, en una jornada en que el Estado hebreo se halla en alerta por las amenazas de grupos palestinos de reanudar los atentados suicidas.

"Fue un error técnico, y volvemos a decir que lo lamentamos", declaró el primer ministro israelí, Ehud Olmert, según la radio pública israelí.

"Contrariamente a ellos (los palestinos), nosotros nunca apuntamos específicamente a civiles", añadió.

Olmert hizo estas declaraciones sin que el ejército israelí haya publicado los resultados de la investigación de las causas de la masacre.

El primer ministro israelí, que el domingo viajará a Estados Unidos, también se dijo "dispuesto a reunirse sin condiciones con (el presidente palestino,) Mahmud Abas".

En Nueva York, el representante palestino en la ONU, Ryad Mansur, pidió al Consejo de Seguridad que condene la "masacre" israelí y le pidió el despliegue de una fuerza que controle un alto al fuego entre Israel y los palestinos.

"Esto es terrorismo de Estado. Estos son crímenes de guerra, por los que los agresores deben asumir su responsabilidad bajo la ley internacional". "El pueblo palestino debe recibir sus derechos, incluido su derecho a la protección de la población civil bajo ocupación", dijo Mansur.

El representante palestino pidió "una investigación de la masacre (...) y una fuerza de observadores de la ONU para vigilar un alto al fuego".

Mansur hizo estas declaraciones durante una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad solicitada por Qatar, único miembro árabe del Consejo, en nombre de los miembros árabes de la ONU.

Qatar presentó el miércoles un proyecto de resolución que condena la "masacre" israelí en Beit Hanun y pide un "alto al fuego inmediato" entre israelíes y palestinos, así como el envío de una fuerza de observadores de la ONU y una investigación de la matanza.

El proyecto además pide a la comunidad internacional, incluido el cuarteto para Medio Oriente --Estados Unidos, Rusia, la ONU y la Unión Europea-- decidir acciones inmediatas para ayudar a revivir el moribundo proceso de paz en la región.

Fuentes diplomáticas aseguraron que el proyecto, en su forma actual, es inaceptable para muchos miembros del Consejo, especialmente Estados Unidos, y añadieron que el texto no será sometido a voto antes del viernes.

En Beit Hanun, los palestinos enterraban a sus víctimas. La Autoridad Palestina decretó tres días de duelo nacional, y el presidente, Mahmud Abas, acusó a Israel de querer minar las posibilidades de lograr la paz.

"¡Por nuestra sangre, por nuestra alma, moriremos por vosotros, nuestros mártires!" gritaba la multitud, que trasladaba los cuerpos de los 18 muertos, entre los cuales hay ocho niños y cinco mujeres.

"¡Venganza, venganza! ¡Oh, nuestros amados, la respuesta tendrá lugar en Tel Aviv!", gritaba enfurecido el gentío, que enarbolaba banderas de todas las facciones palestinas y disparaba con armas automáticas al aire.

La matanza provocó la ira de los grupos palestinos, que el miércoles pidieron la reanudación de los atentados suicidas contra el Estado hebreo, casi dos años después de que Hamas y Fatah anunciaran una tregua informal.

"Esta ciudad vivió muchos días negros y éste es sólo uno más, quizá el peor de ellos", explicó Tayseer Al Masry, un farmacéutico que se sumó al cortejo.

La comunidad internacional condenó el ataque y pidió que Israel cese sus operaciones en la franja de Gaza.

Fuente: AFP