20.ABR Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Villarán: “Lourdes es la continuidad de Castañeda”

Domingo 19 de septiembre del 2010 | 09:03

La candidata de Fuerza Social destaca algunas obras del alcalde de Lima, pero afirma que su contendora del partido PPC-Un es su aliada.

Dice que recoge a los jóvenes de viejas fuerzas de izquierda. (Martín Pauca)
Compartir

Por Emilio Camacho

Veinte minutos en un servicentro, al costado de los snacks. Ese es el tiempo que Susana Villarán le da a las entrevistas con Perú.21. Previamente, claro, hay que pasar por un vía crucis de llamadas telefónicas y seguirla por tres distritos. Caprichos de candidata.

Si Lourdes Flores pierde la elección, ¿quién la habrá derrotado, usted o los ‘chuponeadores’?
Mira (piensa unos segundos), yo siempre he dicho que quiero ganar las elecciones y deseo ser la alcaldesa de Lima; quiero ganar en la cancha y limpiamente. Esa es la única respuesta que yo tengo frente a eso.

Usted combatió a Montesinos…
A Fujimori y a Montesinos…

De acuerdo, ¿no es una ironía que los métodos de ambos terminen favoreciéndola a usted y perjudicando a Lourdes Flores?
Te voy a decir algo que es bien importante. Yo empecé a subir en las encuestas una semana antes de que tacharan a Kouri. Hay una encuesta de Datum que es bien reveladora. Con Kouri tenía 13 y sin él 14. Entonces, ya se había producido un incremento en la intención de voto y había salido del grupo de los que llaman bonsáis y pitufos. Y eso ocurre cuando había un agotamiento de las personas por la polarización entre Kouri y Lourdes. Por eso miraron atrás, y encontraron a una persona que podía ser interesante y que podía ser diferente. Esa he sido yo.

¿Así que todo es su mérito? ¿No fue la salida de Kouri la que terminó favoreciéndola?
La salida de Kouri favoreció a todos, recompuso el escenario electoral de Lima. Evidentemente, hubo quienes se quedaron sin candidato y tuvieron que decidir a quién apoyar.

Usted propone crear un programa de créditos para jóvenes, con proyectos de hasta 3 mil soles; luego planea entregar un bono de 100 soles a los afiliados al programa del Vaso de Leche y en algún momento declaró que le gustaría poner una radio y una televisión municipal, ¿no se ha enterado de que Luis Castañeda dejará una deuda enorme? ¿De dónde va a sacar para cumplir lo que propone?
A ver, el presupuesto de la municipalidad puede llegar a 1,100 millones, más o menos. Es un presupuesto que es escaso. El per cápita es muy pequeño, en relación, por ejemplo, con el Callao…

¿Así que sí lo sabe?
Y tú también. Sin embargo, es posible, dentro de un presupuesto de ese tamaño, tener prioridades. Además, el primer programa que mencionas es un fondo concursal, que ya puse en práctica cuando fui ministra. Ahora lo vamos a hacer con fondos del municipio y de la empresa privada.

A ver, financian a medias este programa y luego lanzan su piloto para entregar el bono de 100 soles, ¿en realidad cree que le va a alcanzar la plata? ¿No está pecando de optimista?
Yo no soy una mujer optimista, sino realista. No soy una mujer idealista, yo no vivo en la irrealidad. Ahora, si queremos empezar una experiencia piloto en el Cercado con el bono familia (de 100 soles), debemos reconocer la emergencia en salud en la ciudad. Tenemos el 60% de todos los enfermos de tuberculosis del Perú; para enfrentar esto debemos atacar el déficit de calorías. Esto no va a costar más de 200 millones de soles en toda la gestión.

Usted dijo que el Movimiento Nueva Izquierda aporta a su campaña, ¿qué aporta?
El Movimiento Nueva Izquierda es una nueva etapa del partido Patria Roja, que está en la política hace muchos años. Esta nueva izquierda fue parte de Lima para Todos, una plataforma de varios partidos y organizaciones sociales con las que tenemos una relación desde octubre pasado. De verdad le agradezco que me lo pregunte porque nosotros somos Fuerza Social, no tenemos una alianza, de manera legal, ni con el MNI ni con Tierra y Libertad, lo que hay es una confluencia.

Pero en la práctica son sus acompañantes.
Sí, claro. Estamos muy satisfechos con la capacidad que tenemos de unir, eso no ocurría desde hace 30 años.

Claro, el problema es que a lo largo de la campaña fue apartándose de estos aliados. Sacó de su lista al señor Alexander Amaya por las denuncias que tenía (por portar explosivos), luego marcó distancia de los militantes del nacionalismo que están con usted, y finalmente dice que se encargará de la educación personalmente, zanjando con Patria Roja que controla el Sutep. Si no le gusta el estilo de ninguno de ellos, ¿para qué los llevó en su lista?, ¿por qué están con usted?
A mí, como Susana Villarán y líder de Fuerza Social, me interesa que en Lima podamos tener una confluencia de partidos de centro izquierda, de izquierda, todos democráticos, que están presentes en sindicatos y otras organizaciones. Ahora, en el Sindicato Único de Trabajadores de la Educación Peruana (Sutep) no solo existe influencia del MNI, también existe influencia de Fuerza Social.

Pero ustedes no están en la dirigencia del Sutep.
No, no estamos. Pero el Sutep no va a gobernar la educación en la ciudad, para eso tengo un equipo en el que están Gloria Helfer y Manuel Iguiñiz.

De acuerdo. Eso quiere decir que el sector de la izquierda que representa el Sutep no le aporta. Si es así, le repito la pregunta, ¿para qué los lleva?
Cómo que no aportan, la confluencia de partidos de izquierda es positiva.

¿Y cuándo cambió de parecer? En 2006 (le enseño una entrevista que concedió a La República el 3 de enero de 2006) decía que “no miraba con nostalgia el pasado y no pensaba revivir Izquierda Unida”, y que “a la izquierda le fue mejor cuando explotó en pedazos”.
No. Yo siempre he dicho que no hay que mirar con nostalgia el pasado…

¿Y Barrera Bazán y Breña Pantoja son muy nuevos?
Lourdes los conoce mejor, les dio su apoyo, en los 90…

Pero eso ya pasó…
Escúchame. Sí están Nílver López, que es del MNI, y varios jóvenes que son la renovación de ese partido…

¿Alberto Moreno, Barrera Bazán, Breña Pantoja son quinceañeros?
No, y yo tampoco, pero la gente me ve como una persona nueva en la política peruana. Tengo 61 años, cholo, soy una tía como dicen los jóvenes, pero lo hermoso de este proceso es que hay una renovación generacional.

¿No será que usted tuvo terror de quedarse sin inscripción como Fuerza Social y por eso fue a tocarle la puerta al MNI?
No, porque nosotros empezamos nuestro proceso de inscripción el 15 de enero, y ya desde octubre teníamos conversaciones con el MNI. A nosotros el terror no nos impulsa a hacer nada. Rechazamos el terror.

Pese a lo que dice, en julio hacían marchas frente al Jurado reclamando por su inscripción.
Lógico, estábamos preocupados pero no aterrorizados. Ahora, una cosa que deben tener en cuenta en Perú.21, y quiero aprovechar esta entrevista para decirlo, es que si llego a la alcaldía jamás les metería un juicio, yo respeto mucho la libertad de expresión.

Cuando su aliado Nílver López (del MNI) dice que admira el proyecto político de (Manuel) Marulanda (líder de las FARC), ¿qué siente usted, escalofríos, rechazo o admiración?
Yo no estoy de acuerdo, en absoluto, con Marulanda, ‘Tirofijo’ o un movimiento terrorista como las FARC.

¿Castañeda haría bien en temerle?
A nadie le debería interesar más una auditoría al municipio que a Castañeda; lo ayudaría en su carrera presidencial. Hizo cosas buenas para la ciudad, que hay que continuarlas.

Entonces, usted es la continuidad de Castañeda.
La continuidad de todo es Lourdes.

¿Fuerza Social va a presentar candidato presidencial en 2011?
Pensamos que sí, pero el 5 (de octubre), después de dormir un día, vamos a tener una reunión de la Dirección Nacional de Fuerza Social para definir cómo vamos a ir al proceso nacional.

¿Y siente simpatía por Humala o por Toledo, que fue su jefe?
No tengo simpatías o antipatías, nos costó mucho formar este partido para venderlo en acomodos de coyuntura.

¿Entonces no tendrán alianzas en 2011?
Eso lo decidirá la Dirección Nacional de Fuerza Social.

¿No teme que surja un voto anti Bayly que favorezca a Lourdes Flores?
Pues, yo espero que a Lourdes le vaya bien, y que a Susana le vaya mejor.

¿Qué le molesta más, que le digan caviar o pituca?
Mira, el caviar no me gusta, y no soy pituca, así que no me molesta.