23.ABR Martes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

BVL seguirá volátil en 2008

Lunes 07 de enero del 2008 | 12:00

Incertidumbre por crisis en EE.UU. y precios de metales afectarán el mercado peruano. Analistas proyectan que empresas ligadas a la demanda interna tendrán buen desempeño.

Compartir
Incertidumbre por crisis en EE.UU. y precios de metales afectarán el mercado peruano. Analistas proyectan que empresas ligadas a la demanda interna tendrán buen desempeño.

La incertidumbre en los mercados financieros internacionales, causada por la crisis hipotecaria de Estados Unidos, solo permite a los analistas tener una certeza sobre el comportamiento de la Bolsa de Valores de Lima (BVL) durante 2008: que la volatilidad que primó durante el segundo semestre de 2007 se mantendrá este año.

Aun así, las condiciones actuales permiten calcular que la BVL podría alcanzar una rentabilidad de entre 20% y 25%, de acuerdo con Leoncio Altamirano, analista de la correduría Juan Magot y Asociados.

Esa proyección fue compartida por Carlos Sotelo, gerente de Inversiones de Credifondo, quien condicionó ese rendimiento a que "la situación en EE.UU. no se deteriore más, porque si hay una desaceleración muy fuerte en ese país, ello se traducirá en menor precio de los metales y afectará la BVL, que es eminentemente minera", explicó.

INVERSIONES DIVERSIFICADAS.

Para hacer frente al escenario turbulento del próximo año, Sotelo explicó que "hemos diversificado nuestras inversiones, colocando la mitad en acciones mineras y la otra mitad en las empresas ligadas a la demanda interna, menos dependientes de los precios internacionales", y añadió que se

mantendrá esta estrategia hasta que se defina la situación en EE.UU., la bolsa se vuelva más estable y se pueda predecir una tendencia más clara.

Por su parte, Gustavo Urrutia, analista de Centura SAB, pronosticó que las empresas que atienden la demanda interna, como las de manufactura y los bancos, podrían tener un rendimiento positivo durante 2008.

2007 EN LA BALANZA.

Pese a que la rentabilidad final de 36.02% de la BVL en 2007 fue mucho menor al 168.3% de 2006, los analistas calificaron el año pasado como positivo.

Según Altamirano, la rentabilidad máxima de 84.74% alcanzada el 24 de julio de 2007 y la caída de agosto se produjeron porque "la bolsa había subido de manera no fundamentada y se fue ajustando a niveles más acordes con el crecimiento de 7% de la economía", detalló.

Por su parte, Carlos Sotelo consideró que las caídas de mayo, agosto y noviembre afectaron a sus clientes de fondos mutuos de alto riesgo (75% en acciones), "pero los hizo entender que esas son inversiones a largo plazo", acotó.