16.JUL Lunes, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

Ex masajista de equipo Telekom afirma haber inyectado EPO a Ullrich

Sábado 26 de mayo del 2007 | 12:00

Compartir
Jef dHont, ex masajista de la formación ciclista alemana Telekom, afirmó en la edición dominical del diario alemán Bild haber inyectado EPO a Jan Ullrich, vencedor del Tour de Francia de 1997.

"En Francia le inyecté una vez EPO en un brazo", aseguró el masajista belga, que publicó el mes pasado sus memorias y desecandenó de este modo una ola de confesiones entre los ex ciclistas del Telekom, entre ellos el velocista alemán y subcampeón del mundo Erik Zabel y el danés Bjarne Riis, vencedor del Tour de Francia de 1996.

"Duró unos diez segundos, fue como si le inyectara insulina a un diabético", añadió dHont, que se había negado hasta ahora a citar los nombres de los ciclistas que habían recurrido al dopaje en el equipo Telekom.

"Hizo como todos los otros", acusó dHont, que exhortó a Ullrich a hablar: "Sería bueno para él que ponga todo sobre la mesa, se sentiría liberado", añadió dHont.

El ex masajista, condenado en 2000 en el asunto Festina, expresó de todas maneras su respeto por el campeón olímpico de Sidney, cinco veces segundo en el Tour de Francia: "Si todo el mundo estuviera limpio, Ullrich había ganado el Tour de Francia al menos diez veces".

Ullrich, que puso término a su carrera en febrero tras verse envuelto su nombre en la Operación Puerto, en España, es uno de los últimos ciclistas de Telekom en seguir callado respecto a las prácticas de la formación alemana.

Jan Ullrich, de 33 años, aseguró siempre que nunca se dopó. "No tengo nada que reprocharme, nunca he engañado a nadie", afirmó en febrero pasado.

En una jornada en Alemania marcada por los asuntos de dopaje, Georg Huber, el médico suspendido este sábado por la Federación Alemana de Ciclismo (BDR), reconoció haber suministrado productos dopantes a corredores aficionados entre 1980 y 1990, anunció en un comunicado la clínica universitaria de Friburgo.

Huber, médico de los equipos alemanes de ciclismo en Juegos Olímpicos, fue suspendido con efecto inmediato de sus funciones en la clínica universitaria de Friburgo.

"El doctor Georg Huber reconoció ante la dirección y el rector haber suministrado testosterona a ciclistas juveniles entre entre 1980 y 1990", indicó el comunicado.

Huber, de 64 años, trabajaba desde 1972 para la BDR, desde 1982 para la federación alemana paralímpica y desde 1996 para la federación alemana de esquí, precisó la clínica de Friburgo.

Es el tercer médico de la clínica de Friburgo, la más afamada de Alemania en materia de medicina deportiva, cuestionado por prácticas dopantes en el ciclismo.

Lothar Heinrich y Andreas Schmid, encargados del seguimiento médico de la formación Telekom y después T-Mobile, fueron despedido el jueves tras haber reconocido su papel en el dopaje con EPO de ciclistas del equipo alemán en los años 90.

La BDR había anunciado este sábado haber suspendido a Georg Huber, en "el interés de la credibilidad de la lucha contra el dopaje" y haber convocado por los mismos motivos a una reunión al entrenador nacional en el cargo del equipo sub-23, Peter Weibel.

Los dos funcionarios son sospechosos de haber participado en las prácticas dopantes en el pasado: en el diario Süddeutsche Zeitung del sábado, dos ex corredores, Jörg Müller y Christian Henn, les acusaron de haber suministrado esteroides anabolizantes en los años 1980.

La federación alemana había anunciado esta semana que examinaría el pasado de sus entrenadores, médicos y dirigentes tras las revelaciones de ex corredores del equipo Telekom, entre ellos Erik Zabel y Bjarne Riis, que admitieron esta semana haber recurrido a sustancias dopantes en los años 90.

Fuente: AFP