20.NOV Martes, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Atenas 2004: Italia derrota a Irak y gana el bronce en fútbol

Viernes 27 de agosto del 2004 | 12:00

Compartir
Salónica (Grecia), 27 ago (EFE).- La selección de fútbol de Italia obtuvo hoy el bronce de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 al vencer por 1-0 a Irak, en un partido en el que resolvió el resultado tempranamente y supo conservarlo.

La escasa diferencia de un tanto sobre Irak fue suficiente para los italianos, que acudieron a la cita olímpica con un equipo juvenil carente de preparación y que, en los partidos más importantes que jugó en la competición, perdió con los finalistas Paraguay y Argentina.





El conjunto de Claudio Gentile se puso en ventaja a los ocho minutos con un tanto de Gilardino, tras una notable jugada de Pirlo por la izquierda, que tras superar a su marcador puso el balón con precisión en la cabeza del punta del Parma.





A partir de esa jugada, la selección de Italia, con su característica dosificación del juego, controló el partido pese a que los iraquíes tuvieron más tiempo la pelota, decidida a responder a través de los contraataques.





El equipo asiático intentó romper el cerco con recursos creativos, con un buen toque del balón en acciones generalmente iniciadas por Abdul Wahab, pero la estrategia defensiva de los italianos los neutralizó uno tras otro.





Incluso cuando Italia perdió algún marcaje, los iraquíes, poco claros en situaciones propicias, remataron a puerta defectuosamente.





Italia que en la primera fase se clasificó en el segundo puesto de su grupo detrás de Paraguay, había superado los cuartos de final con una victoria frente a Mali (1-0) y fue apeada de la final al caer derrota por Argentina (3-0).





El conjunto de Gentile mostró algunas limitaciones, pero con poco le alcanzó en su última presentación para sumar su segundo bronce y su cuarta medalla olímpica en la historia (dos bronces en 1928 y 2004, una plata en 1960 y un oro en 1936).





Irak, con jugadores afectados directamente por la guerra en su país, algunos de los cuales llegaron a Grecia tras haber perdido a familiares y amigos, se convirtió en los primeros tramos del torneo en el equipo sorpresa