22.NOV Miércoles, 2017
Lima
Última actualización 12:58 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Regresen a clases"

Compartir:

Gobierno califica de "egoísta" propuesta autonómica de Guayaquil

Sábado 29 de enero del 2005 | 12:00

Compartir
Quito, 29 ene (EFE).- El Gobierno de Ecuador calificó hoy de "egoísta y mezquina" la propuesta de autonomía hecha el pasado miércoles por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, durante una multitudinaria manifestación contra el Ejecutivo.

El ministro de Gobierno (Interior), Jaime Damerval, en declaraciones recogidas por la emisora CRE, consideró que la propuesta está condenada al fracaso, porque, a su juicio, busca sólo el provecho de la provincia tropical de Guayas, cuya capital es Guayaquil.





"Considero que es una cosa egoísta plantear un Guayas autónomo. Hay una autonomía que está mal planteada, porque es egoísta y sólo habla de la autonomía de la provincia más rica de Ecuador, en beneficio de sí misma", añadió el ministro.





"Eso es intolerable, no lo acepto", subrayó Damerval sobre las declaraciones del alcalde Nebot, uno de los máximos líderes del Partido Social Cristiano, el más importante grupo de oposición y que tiene a Guayaquil como su principal bastión político.





Según Damerval, Nebot busca "segregar y dividir" a la nación, pero el alcalde ha negado tal extremo.





Nebot explicó que su propuesta se basa en un proyecto de "autonomía solidaria", en el que las provincias que más ingresos obtengan ayudarán a otras jurisdicciones más retrasadas.





Según Damerval, Ecuador podría imitar el sistema autonómico de España y opinó que varias provincias ecuatorianas podrían unirse en una sola región con un mayor nivel de autonomía financiera.





El ministro coincidió con el presidente del país, Lucio Gutiérrez, quien advirtió de unos posibles "sentimientos separatistas" por parte del alcalde de Guayaquil.





Durante la manifestación del miércoles pasado, varios grupos de manifestantes exhibieron pancartas con la leyenda "Guayaquil Independiente", una frase acuñada en esa urbe durante los últimos años de la época colonial y en los albores de la República, en el siglo XIX.





Nebot negó que su exigencia de autonomía deba interpretarse como separatismo y recordó que la mayoría de las provincias del país han sido perjudicadas por el a su juicio excesivo centralismo del Gobierno nacional.