25.MAR Lunes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

China pretende curar adictos a la internet con campamentos

Martes 07 de agosto del 2007 | 12:00

Unos 2,6 millones de chinos menores de 18 años que utilizan internet están clasificados como adictos.

Compartir
Unos 2,6 millones de chinos menores de 18 años que utilizan internet están clasificados como adictos.

China puso en marcha un campamento de verano experimental para ayudar a 40 jóvenes a desprenderse de su adicción a internet, informaron el martes medios estatales.

El programa de 10 días aceptará a jóvenes de entre 14 y 22 años que se sometan previamente a un cuestionario y a una evaluación psicológica, señaló el periódico China Daily.

Unos 2,6 millones, es decir el 13 por ciento, de los 20 millones de chinos menores de 18 años que utilizan internet están clasificados como adictos, según datos difundidos por medios estatales.

En el campamento, los jóvenes recibirán tratamientos contra la depresión, el miedo, la poca disposición para el trato con otros, el pánico y la angustia.

Esta podría ser una opción más tenue al Centro de Tratamiento de Adicción a Internet, cercano a Pekín, que utiliza una mezcla de terapia y ejercicios militares para tratar a los niños adictos a los juegos y a la pornografía en la web o el cibersexo.

Debido a la preocupación por los asesinatos y crímenes juveniles relacionados con internet, el Gobierno está tomando medidas para disminuir el número de adictos a la web, prohibiendo nuevos cibercafés y estableciendo restricciones a los videojuegos violentos.

Según los datos del Gobierno, hay 113.000 cibercafés en China.

El periódico mencionó el caso de un estudiante aceptado en la Universidad Oriental de China para la Ciencia y Tecnología por sus buenas calificaciones.

"No se pudo adaptar a la vida del campus en Shanghái sin enterrarse en los videojuegos", dijo el China Daily. "Jugaba de día y de noche, faltaba a las clases y evitaba a los amigos, hasta que un supervisor lo sacó de un cibercafé", agregó.

En un esfuerzo conjunto con el campamento, la comisión de educación de Shanghái organizó un grupo voluntario para patrullar las calles de la ciudad e impedir a los menores entrar en los cibercafés.

Fuente: Reuters