19.MAY Domingo, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Ante el alza en los precios de alimentos, la papa se asoma como salvadora

Martes 15 de abril del 2008 | 12:00

El tubérculo de origen peruano, cultivado desde los desiertos del Sahara hasta las tierras chinas, puede paliar el hambre de millones de personas.

Compartir
El tubérculo de origen peruano, cultivado desde los desiertos del Sahara hasta las tierras chinas, puede paliar el hambre de millones de personas.

Mientras los precios del trigo y del arroz suben, la papa -vista por largo tiempo como un tubérculo que engorda- está siendo redescubierta como un cultivo nutritivo y barato que puede alimentar a un mundo hambriento.

Las papas, que son nativas de Perú, pueden ser cultivadas en casi cualquier clima o elevación del terreno: desde tierras baldías y frías en las laderas de las montañas andinas hasta las llanuras tropicales de Asia.

El cultivo de papa requiere muy poca agua, madura en sólo 50 días y puede producir dos o cuatro veces más por hectárea que el trigo o el arroz.

"Los shocks al suministro de alimentos son reales y eso significa que podríamos potencialmente estar moviéndonos a una realidad que no hay suficiente comida para alimentar al mundo", dijo Pamela Anderson, directora del

Centro Internacional de la Papa

(CIP) en Lima, un grupo sin fines de lucro que investiga sobre la papa.

Como otras personas, ella afirma que la papa es parte de la solución al problema.

El tubérculo tiene potencial como antídoto al hambre ocasionada por el alza en los precios de los alimentos, una población que crece a un ritmo de 1.000 millones de personas por década, los altos costos de fertilizantes y el diésel y el hecho de que cada vez sean destinados más cultivos a la producción de biocombustibles.

Para prestar atención al problema, Naciones Unidas designó al 2008 como el Año Internacional de la Papa, llamando al vegetal como un "tesoro escondido".

Los gobiernos también están empezando a mirar al tubérculo. Autoridades peruanas, frustradas luego de que los precios del trigo se duplicaron el año pasado, han lanzado un programa que anima a los panaderos a utilizar papa.

El pan de papa está siendo entregado a escolares, presos y militares, con la esperanza de que la moda tenga acogida.

Los partidarios del papapan dicen que tan es bueno como el pan de trigo, pero no hay suficientes molinos para hacer harina de papa.

"Tenemos que cambiar los hábitos alimenticios de la gente", dijo el ministro peruano de Agricultura, Ismael Benavides. "Las personas se volvieron adictas al trigo cuando estaba barato" añadió.

COLORIDAS PAPAS.

Pese a que la papa surgió hace 8.000 años en Perú cerca del lago Titicaca, los peruanos comen menos papas que los europeos. Bielorrusia es el país que más consume el tubérculo, con alrededor de 171 kilos anuales por habitante.

India ha dicho a expertos alimenticios que quieren duplicar la producción de papa en los próximos cinco a 10 años.

China, un gran consumidor de arroz que históricamente ha sufrido devastadoras hambrunas, se ha convertido en el principal cultivador mundial de papa.

En Africa, al sur de desierto del Sahara, la papa se está expandiendo actualmente más rápido que cualquier otro cultivo.

Algunos consumidores están optando por las papas. En el país báltico de Letonia, fuertes alzas de precios provocaron que las ventas de pan cayeran entre un 10 y un 15 por ciento en enero y febrero, mientras que los consumidores compraron un 20 por ciento más de papas, dijeron productores alimenticios.

En países en desarrollo es donde está siendo sembrada la mayoría de nuevos cultivos de papas y, mientras crece el consumo, los agricultores pobres tienen una oportunidad de ganar más dinero.

"Los propios países están mirando a la papa como una buena opción para seguridad alimentaria y la generación de ingresos", dijo Anderson.

La papa es el tercer alimento cultivado más importante del mundo, luego del trigo y del arroz. El maíz, otro gran producto, es principalmente utilizado para la alimentación de animales.

Pese a que la mayoría de los estadounidenses asocia la papa con la sosa variedad de Idaho, existen 5.000 variedades de ella. Perú está enviando millones de semillas este año a

Doomsday Vault

, cerca del círculo ártico, contribuyendo a un banco genético formado en caso de un desastre global.

Con colores que van desde el blanco alabastro a un amarillo claro y un morado vivo, así como incontables formas, texturas y tamaños, la papa siempre ofrece a ocurrentes chefs la posibilidad de crear geniales platos.

"La papa sabe muy bien", dijo Juan Mescco, de 17 años, un agricultor de Perú quien dijo la comía cortada en pedazos, hervida o como puré desde el desayuno hasta la comida.

La papa es una gran fuente de carbohidratos, que liberan su energía lentamente y -siempre y cuando no sean cubiertas de mantequilla -tienen sólo el 5 por ciento de contenido calórico que el trigo.

También tiene un cuarto de las calorías del pan y, cuando son hervidas, tienen más proteínas que el maíz y cerca del doble del calcio, de acuerdo al CIP. La papa contiene, además,

vitamina C

,

hierro

,

potasio

y

zinc

.

ESPECULADORES NO SON TENTADOS.

Uno de los factores que ayudan a que la papa continúe siendo asequible es que, a diferencia del trigo, no es una materia prima, así que no ha atraído inversiones especulativas.

Cada año, agricultores del mundo producen alrededor de 600 millones de toneladas métricas de trigo y cerca de un 17 por ciento de ellas se destina al comercio exterior.

La producción de trigo es casi el doble que la de papa. Analistas estiman que menos del 5 por ciento de las papas son comercializadas internacionalmente y que los precios son determinados por los gustos locales en lugar de la demanda internacional.

La papa cruda es pesada y puede pudrirse durante su tránsito, por lo que su comercio global ha sido lento.

También son susceptibles a infecciones con patógenos, dificultando las exportaciones para evitar la transmisión de enfermedades de la planta.

El problema es que los precios en algunos países no son lo suficientemente atractivos como para persuadir a los agricultores a sembrar la papa. Personas en los mercados peruanos dicen que el Gobierno debe ayudar a elevar la demanda.

"Los precios están bajo, no paga trabajar con papas", dijo Juana Villavicencio, quien desde hace 15 años siembra papas y actualmente las vende por centavos el kilo en un mercado en Cusco, en los Andes de Perú.

Pero la ciencia se está moviendo rápido. Papas genéticamente modificadas que resisten plagas, como el

tizón tardío

("late blight"), están siendo desarrolladas por la firma alemana de químicos BASF .

La enfermedad condujo a una hambruna en Irlanda en el siglo XIX y aún causa cerca del 20 por ciento de las pérdidas en la cosecha de papa en el mundo, dijo la empresa.

Científicos dicen que los agricultores que usan semillas limpias y libres de virus pueden elevar su producción en hasta un 30 por ciento y acceder a la exportación.

Ello generaría más ingresos a los agricultores y fomentaría más producción mientras las empresas podrían vender más especialidades de papa en el extranjero, en lugar de sólo papas fritas congeladas o papas en hojuelas.