21.AGO Miércoles, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Se cocina ley contra la libertad de prensa

Martes 22 de junio del 2010 | 06:17

La Comisión de Justicia aprobó dictamen que establece cárcel para los directores y los gerentes de medios considerados “obscenos”.

El presidente de la comisión, Raúl Castro, dio más alcances sobre el dictamen. (Canal N)
Compartir

El dictamen de un proyecto de ley que propone prisión efectiva de dos a seis años para los directores y editores de medios de comunicación que publiciten imágenes, mensajes o audios considerados obcenos, fue aprobado por unanimidad en la sesión de la Comisión de Justicia del Congreso, presidida por el fujimo Rolando Sousa.

La polémica propuesta, que va contra la tendencia global que apunta a la autorregulación de los medios y afecta la libertad de prensa, fue presentada por la bancada de Alianza Parlamentaria y su autor es el congresista Ricardo Belmont, a la sazón propietario de un canal (RBC).

Las sanciones que establece la iniciativa incluyen a “los gerentes de dichas publicaciones o ediciones como diarios, revistas, afiches, paneles, volantes, radio y televisión o cualquier otro medio que produzca un efecto de comunicación similar”, indica una nota de prensa del Congreso.

El proyecto incorpora esta penalidad en el artículo 183° del Código Penal creando el delito de “publicación en los medios de comunicación social sobre exhibiciones obscenas y pornográficas”. Señala que ahora solo se sanciona al que muestra, vende o entrega este tipo de material a un menor de 18 años, mientras que el proyecto aprobado extiende el delito cuando se afecta a cualquier persona.

REACCIONES. Al respecto, el congresista Juan Carlos Eguren (UN), pidió una mayor precisión de lo que significa obsceno o pornográfico, para evitar que se interprete como un intento de amordazar a la prensa, mientras que su colega Aldo Estrada (UPP), respaldó la propuesta que busca acabar, dijo, “con el libertinaje en los medios de comunicación”.

La congresista Karina Beteta (UPP), anotó que el proyecto protegerá al niño, porque muchas de las publicaciones atentan contra la moral y las buenas costumbres y Rosario Sasieta (AP), respaldó la propuesta de su bancada, mientras que Belmont dijo que con esa norma “se iniciará el saneamiento de la prensa”.