21.ABR Domingo, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

"Chip" en balón puede revolucionar arbitrajes en Alemania 2006

Miércoles 11 de mayo del 2005 | 12:00

Compartir
Zúrich, 11 may (dpa) - La tecnología jugará un papel decisivo en el Mundial de fútbol de Alemania 2006 si el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, cumple su objetivo de implantar "chips" electrónicos en los balones para evitar las discusiones por errores arbitrales.

"Estoy cien por ciento seguro de que la tecnología chip estará madura para cuando llegue el momento de Alemania 2006", dijo hoy Blatter en Zúrich durante un encuentro con un grupo reducido de medios, entre ellos la agencia dpa, en el que desmenuzó la actualidad del fútbol mundial.





Blatter no quiere que vuelvan a repetirse las polémicas por los arbitrajes que ensombrecieron el Mundial de Corea

Japón 2002, y para eso está trabajando en tres frentes: los árbitros, el reglamento y la tecnología.





"La primera decisión fue cambiar de manera radical la composición de la comisión arbitral, que no había cumplido las instrucciones que dimos para aquel Mundial", aseguró. Corea

Japón fue una discusión por los arbitrajes casi constante, con la labor del ecuatoriano Byron Moreno y del egipcio Gamal El Ghandour en los partidos entre los anfitriones e Italia y España como momentos más polémicos.





La FIFA trabaja desde hace un tiempo con 46 árbitros, con el objetivo de que lleguen a Alemania 2006 conformando ya tríos estables con asistentes que ellos mismos elijan. Esos 46 árbitros, que se prepararán actuando en la Copa Confederaciones, el Mundial Sub 20 de Holanda, el Sub 17 de Perú y el de Clubes de Japón, se reducirán a 30 ó 32 de cara al Mundial.





La apuesta es por formar tríos arbitrales con integrantes de la misma nacionalidad. "Pero si no se puede serán al menos de la misma región" y el mismo idioma. "No como en Corea/Japón, donde hubo un árbitro africano, un línea europeo y otro de Oceanía dirigiendo un partido", recordó.





También se buscará mejorar la interpretación de la regla del fuera de juego. "Es difícil de explicar, y la estamos redactando ahora. No es un cambio de reglamento, sólo hacemos precisiones. La regla, en su nueva redacción, entrará en vigencia el 1 de julio", aseguró.





Blatter admitió que la regla actual del fuera de juego no es sencilla de aplicar. "Uno debería tener tres o cuatro pares de ojos para seguir a todos los que intervienen... Por eso queremos hacer una explicación más clara".





"Eso sí -recalcó-. Hay que decir que no existe el fuera de juego activo o el pasivo. Eso no figura en el reglamento. Sólo existe el fuera de juego". El reglamento habla de "jugador involucrado activamente en el juego".





El presidente de la Federación Internacional de Fútbol Asociado cree de todos modos que la perfección es tan imposible como poco deseable: "Si el fútbol se convierte en ciencia y deja de ser deporte, pierde su fascinación. Todo el mundo intenta hacer trampas jugando al fútbol, los naipes o al tenis. Pero el fútbol debe mantener su rostro humano".





Y, antes de detallar su apuesta por la tecnología, puso los límites: "La única tecnología que aplicaremos es si (la pelota) traspasa o no la línea de gol". Y recordó que la televisión no siempre es una solución, aunque sí se la utilice para dilucidar cuestiones disciplinarias.





"Pese a la existencia de doce cámaras siguiendo el partido, en la reciente semifinal de la Liga de Campeones hubo un gol que sigue sin saberse si fue o no. Podrá haber 25 ó 26 cámaras en el Mundial, pero los árbitros tendrán la posibilidad de seguir cometiendo errores".





La prueba clave de cara a convertir Alemania 2006 en el "Mundial del chip" será el Mundial Sub 17 que se disputará del 16 de septiembre al 2 de octubre en Perú. "Esa tecnología que probaremos en Perú nos dará más satisfacción", aseguró.





La empresa alemana adidas y el Instituto Frauenhofer están trabajando hace tiempo en un prototipo de balón con un "chip" incorporado. Si el balón traspasa la línea, un pitido avisa en su audífono al árbitro.





El máximo responsable del fútbol mundial prefiere ese sistema al propuesto días atrás por el ex jugador francés Michel Platini, que cree que ubicar un árbitro extra tras cada arco es la solución a las discusiones en torno a los "goles fantasma". Blatter fue duro con su ex asesor y candidato ahora a la presidencia de la UEFA.





"No es la solución. Es el peor ángulo. Debería estar en todo caso en la misma línea del arco, no detrás. La idea de los dos árbitros ya se ensayó, y no era desafortunada. ¿Pero quién estaba en contra? ¡Los árbitros, que quieren ser los jefes en el campo y controlarlo todo!".