18.OCT Jueves, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Se inicia juicio a miembros de cártel de Tijuana en medio de desorden

Lunes 27 de junio del 2005 | 12:00

Compartir
27 jun (Peru21.com)

Hoy se comenzó con el juicio oral contra 56 presuntos narcotraficantes del cártel de Tijuana, quienes intentaron generar desorden en la primera audiencia del proceso, informó hoy el Poder Judicial.

Los procesados lanzaron gritos de "libertad" y "justicia" luego que el tribunal rechazara un pedido de libertad que había presentado un grupo de los implicados ante los jueces. Los acusados, entre ellos mexicanos, colombianos, guatemaltecos y peruanos, intentaron abandonar la sala de audiencias, lo que obligó al juez Carlos Escobar a llamar severamente la atención para restablecer el orden, detalló una fuente judicial. El juicio se inició en la cárcel de Lurigancho, ubicada al este de la capital peruana. El magistrado Escobar aclaró que la resolución que declara la improcedencia de libertad por exceso de detención de 26 de los 56 acusados que habían superado los 36 meses de prisión sin ser sentenciados era ajustada a derecho. Todo recluso que sobrepasa ese plazo sin recibir sentencia puede pedir su libertad. Sin embargo, existe una norma legal que concede la prórroga de la detención cuando la libertad del procesado puede significar un grave riesgo para la sociedad, en especial si se trata de narcotraficantes y delincuentes de alta peligrosidad, anotó el Poder Judicial. "El tribunal decidió prolongar por 20 meses más la detención debido a los cargos que se les imputa a los acusados", señaló el juez a la prensa. El fiscal Pablo Livia, ha pedido 35 años de prisión para los colombianos, Herber Salinas, Jorge y José Cano Jiménez, Guillermo Acosta, Oscar Lemos, Miguel Morales, Carlos Vergara, Jesús y José Mello Rodríguez, Nelson Paredes y Hernando Zuleta, el guatemalteco Libardo Montealegre y el mexicano Miguel Angel Morales. Para el resto de los detenidos, entre ellos militares y policías, el magistrado ha solicitado 25 años de cárcel. Los procesados están acusados de formar una organización para elaborar clorhidrato de cocaína con la finalidad de trasladarla desde Perú, vía marítima, a México, para lo cual crearon una empresa pesquera "Divino Niño de Jesús", ubicada en la ciudad de Chimbote (norte).

Fuente: AFP