21.AGO Miércoles, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

El fiscal Avelino Guillén, del caso Fujimori, renunció al Ministerio Público

Martes 16 de febrero del 2010 | 03:09

Luego de que el CNM lo desaprobara en un examen de conocimientos, el magistrado indicó que se va porque no quiere más maltratos.

Guillén se quejó del diseño del examen de conocimientos que lo desaprobó (Perú21
Compartir

El fiscal supremo adjunto Avelino Guillén, quien tuvo un rol protagónico en los juicios seguidos al ex presidente Alberto Fujimori, renunció al Ministerio Público y dijo que esta decisión será puesta en conocimiento de la Junta de Fiscales Supremos, pues no quiere seguir siendo objeto de maltratos.

En Ideeleradio, el magistrado contó que tomó esta decisión luego de que el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) lo desaprobara en el examen de conocimiento para la elección a fiscales supremos titulares.

“Tengo que poner en conocimiento de los señores fiscales supremos titulares quienes conforman la Junta de Fiscales Supremos sobre mi renuncia. Tengo que tomar medidas y no quiero seguir siendo objeto de maltratos. Tengo derecho de darle tranquilidad y paz a mi familia”, dijo el fiscal.

Asimismo, indicó que no entendía los motivos que tuvo el CNM para desaprobarlo en el examen de conocimiento que rindió, porque le tocó desarrollar el caso Alberto Kouri–Vladimiro Montesinos, un proceso que lo asumió en el Ministerio Público.

“Yo preparé la acusación escrita y luego la llevé a juicio oral y gané ese caso. Conseguí que sea condenado y (César) Nakazaki estuvo conforme con esa condena. Este examen no es evaluado directamente por el Consejo, sino que se ha creado un grupo de juristas que diseñan el examen y luego califican y emiten un informe. Ellos pueden discrepar de mi línea de argumentación, pero eso no es razón para desaprobarme”, aseveró.

Enterado de esta decisión, el presidente del Poder Judicial, Javier Villa Stein, instó al fiscal Guillén a reconsiderar su decisión, y consideró su anuncio como algo muy penoso. Tras destacar sus facultades profesionales y personales, añadió que si una persona que ha demostrado públicamente sus facultades, es desaprobado por un examen, quien está mal no es la persona, sino la prueba.