22.ABR Lunes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Cusco: la situación por las fuertes lluvias se agrava

Martes 26 de enero del 2010 | 01:39

La central hidroeléctrica de Machu Picchu dejó de operar y la laguna Yanacocha se desembalsa. La desesperación se apodera de los turistas.

Compartir

Los daños provocados por las intensas lluvias y deslizamientos en la región Cusco se agravan con el paso de las horas. El presidente regional Hugo Gonzales Sayán informó que la central hidroeléctrica de Machu Picchu dejó de funcionar por la caída de dos de sus torres y que la laguna Yanacocha, en las alturas de Urubamba, comenzó un proceso de desembalse. “Esta situación pone en serio peligro el sector de Huayucari”, alertó.

El premier Javier Velásquez Quesquén viajó al castigado departamento para evaluar la situación con las autoridades locales. Anunció que, de acuerdo a reportes preliminares de Defensa Civil, unas mil hectáreas de cultivos han sido arrasadas y más de 250 casas quedaron destruidas. En el kilómetro 91 de la carretera Cusco–Ollantaytambo–Quillabamba, colapsó el histórico puente Calicanto.

Junto con los ministros Nidia Vílchez (Mujer y Desarrollo Social), Juan Sarmiento (Vivienda) y Adolfo de Córdova (Agricultura), determinó que la primera acción es atender la emergencia llevando agua, alimentos, habilitar puentes y carreteras, así como evacuar a los turistas atrapados en Aguas Calientes. Dos helicópteros de la Policía realizan esta labor, que se reanudó hoy cerca del mediodía tras despejarse el cielo cusqueño.

Un guía de turismo, identificado como Jorge Luis Oliveira del Río, contó que la desesperación se apodera de los cerca de tres mil visitantes varados, pues muchos de ellos han perdido sus vuelos hacia sus países de origen y otros necesitan medicación por alguna enfermedad crónica que padecen. Además, el precio de la comida y el agua está por las nubes en Machu Picchu Pueblo.

El Instituto Nacional de Cultura (INC) confirmó la muerte de una turista argentina y un guía peruano en el Camino Inca y reportó que a lo largo de la ruta hay 671 visitantes, 704 porteadores y 125 guías, que ingresaron entre el 22 y 24 de enero. Ante la emergencia, se dispuso ayer el cierre del Camino Inca y la restricción en el acceso a los parques arqueológicos de Machu Picchu, Ollantaytambo y Písac.

Sigue este tema también en nuestro Twitter.