23.FEB Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Juez chileno interroga a Pinochet por los desaparecidos de "Villa Grimaldi"

Miércoles 18 de octubre del 2006 | 12:00

Compartir
SANTIAGO.

El ex dictador chileno Augusto Pinochet enfrentó hoy un primer interrogatorio por la aplicación de torturas y los presos políticos que desaparecieron en la "Villa Grimaldi", una cárcel secreta donde también permaneció prisionera la actual presidenta Michelle Bachelet.

El juez Alejandro Solís, a cargo del proceso, interrogó durante una hora al general Pinochet en su residencia del elegante barrio de La Dehesa, en la zona oriente de Santiago, para aclarar su responsabilidad en esas violaciones a los derechos humanos.

El propósito del interrogatorio fue aclarar la responsabilidad de Pinochet en el "secuestro permanente" o desaparición de 36 personas y las torturas que sufrieron otras 23, de acuerdo con los antecedentes del proceso.

Pinochet, que en noviembre próximo cumplirá 91 años, aseguró sin embargo al magistrado que no recuerda lo que sucedió en la "Villa Grimaldi", según señaló Solís sin adelantar si inculpará o no al ex dictador.

El interrogatorio se concretó después que la Corte Suprema privó de su fuero a Pinochet el pasado 4 de septiembre, para dar curso a este nuevo juicio por los crímenes atribuidos a su régimen (1973-1990).

El ex presidente de facto fue privado de su inmunidad hace un año y enfrentado a otros dos procesos por los desaparecidos que dejó la "Operación Colombo" -un plan represivo para eliminar opositores de izquierda- y los delitos vinculados con las cuentas secretas que mantuvo en bancos de Estados Unidos y otros países.

La legislación chilena establece que los ex presidentes y parlamentarios tienen un fuero especial, del que pueden ser privados cada vez que los tribunales autoricen la apertura de un juicio que los afecte.

La "Villa Grimaldi", controlada por la secreta Dina (Dirección de Inteligencia Nacional) fue una prisión clandestina en la que fueron encarcelados más de 4.500 opositores al gobierno militar, entre los cuales 226 fueron asesinados o desaparecieron, según informes entregados a los tribunales.

Una de las prisioneras que pasó por esa cárcel secreta, hace 31 años, fue la estudiante Michelle Bachelet, actual presidenta de Chile.

Bachelet, que el 11 de marzo pasado se convirtió en la primera mujer al frente de un Gobierno en Chile, fue encarcelada junto a su madre, Angela Jeria, en enero de 1975.

Los agentes de la dictadura les vendaron los ojos, las interrogaron y las sometieron a torturas, según testimonios que la presidenta no desmintió pero a los que tampoco se ha referido cuando evoca esos días.

Al cabo de tres semanas, la entonces estudiante de medicina Michelle Bachelet y su madre abandonaron la "Villa Grimaldi" y viajaron al exilio en Alemania, donde este miércoles la presidenta chilena iniciaba una visita oficial de tres días.

La mandataria volvió a caminar la noche del sábado por los senderos de la villa, transformada en un "Parque por la Paz, y destacó "el hecho de ser la primera presidenta que viene a rendir acá un emocionado recuerdo".

"Somos privilegiados. Tuvimos la suerte de sobrevivir. Muchos de los nuestros no la tuvieron. Miles de chilenas y chilenos, entre ellos mi padre y tantas personas queridas, no sobrevivieron a la prisión y la tortura", recordó la presidenta.

El padre de la mandataria socialista, el general Alberto Bachelet, también fue prisionero del régimen de Pinochet y murió en prisión el 12 de marzo de 1974.

Fuente: AFP