23.SEP Domingo, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

El espía peruano vendió a Chile el ‘Plan Quiñones’

Sábado 14 de noviembre del 2009 | 07:22

Víctor Ariza Mendoza también entregó claves encriptadas del sistema de comunicación cifrada de la Embajada del Perú en Santiago.

El presidente Alan García prefirió cancelar el encuentro con Bachelet. (USI)
Compartir

Por Daniel Yovera

Uno de los documentos más importantes que el espía de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) Víctor Ariza Mendoza llegó a venderle a Chile fue el ‘Plan Estratégico al 2021’ de ese instituto castrense, conocido por la oficialidad como ‘Plan Quiñones’, elaborado en 2003. No es un plan de guerra ni un plan operativo, pero representa una proyección a largo plazo de lo que la FAP perseguía con miras al 2021, cuando se cumplirán 200 años de la independencia del país.

Fuentes de esa arma y de la Policía –que investiga al espía– revelan que Ariza también llegó a comercializar con Chile los códigos encriptados del sistema de comunicación cifrada de la Embajada del Perú en Santiago. Es decir, durante varios años, la Inteligencia chilena tuvo acceso a los diversos mensajes en clave intercambiados entre Lima y su representación en Santiago, y viceversa.

Para las fuentes de la FAP consultadas por Perú.21, es probable que temas como la demanda peruana ante la Corte de La Haya, las posibles adquisiciones militares o los problemas políticos y diplomáticos hayan sido de conocimiento de los agentes chilenos, que pudieron haber descifrado nuestras comunicaciones gracias al técnico inspector. Según información del Poder Judicial, desde 2005, este suboficial recibió de su parte chilena US$3,000 mensuales por la información entregada.

OTRO FAP Y DOS CHILENOS. Ariza no actuó solo y, más bien, habría integrado una red internacional de espionaje. Según el fiscal Jorge Chávez Cotrina y el juez Luis Garzón Castillo –ambos a cargo del proceso–, en este caso están comprometidos otro técnico de la FAP, cuya identidad se mantiene en reserva, y dos presuntos agentes de la Inteligencia chilenos identificados como Daniel Márquez Torrealba y Víctor Vergara Rojas.

Ayer, el juez Garzón abrió instrucción contra Ariza por los delitos de revelación de secretos nacionales, espionaje y lavado de activos en agravio del Estado, y a los demás, por ser instigadores de los delitos de revelación de secretos nacionales y espionaje en perjuicio del Estado peruano.

Sigue el debate de este tema en nuestro Twitter.