23.MAR Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Nokia prevé que mercado de celulares latinoamericano se duplicará en el 2007

Sábado 16 de octubre del 2004 | 12:00

Compartir
Miami (EEUU), 16 oct (EFE).- El mercado de la telefonía celular en América Latina se encuentra entre los cuatro principales del mundo y en siete años el número de usuarios se habrá duplicado, afirmaron en Miami ejecutivos de la empresa finlandesa Nokia.

En 2007, el mundo habrá llegado al hito de los 2.000 millones de usuarios de celulares, de los que 200 millones se encontrarán en Latinoamérica, dijo a EFE Paul Murdock, vicepresidente de la división multimedia de Nokia para la región.





"Esto significa un aumento del cien por cien con respecto a los poseedores de celulares en 2000 en América Latina, que eran 100 millones de personas", agregó.





Latinoamérica se encuentra entre los cuatro principales mercados del mundo para celulares y Nokia, que tiene una cuota del 32 por ciento del negocio a nivel mundial, pretende "continuar su significativa presencia" en la región.





"Pretendemos participar con ventaja en el mercado en América Latina que, junto con China, India y Rusia, es uno de los más penetrables del mundo", indicó Murdock.





Con esa cuota del 32 por ciento, Nokia es el líder mundial del "segmento de los móviles" sobre Motorola (18 por ciento), Samsung (14 por ciento), Siemens (9 por ciento), Sony Erisson (6 por ciento) y "otras marcas" (26 por ciento), según la empresa finlandesa.





Latinoamérica representa el seis por ciento de las ventas mundiales de Nokia, estimadas por la propia compañía en unos 30.000 millones de dólares anuales.





Aunque descartó especificar cifras o porcentajes concretos, Murdock aseguró que su empresa está en capacidad de mantener su liderazgo en Latinoamérica con base en "una atenta respuesta a las características particulares de cada país y a una oferta en la que hay de todo para todos".





Para Murdock, si bien Brasil, México y Argentina son los mercados más importantes teniendo en cuenta su volumen, "cada país tiene particularidades que lo hacen interesante en este marco general de vertiginoso desarrollo".





"Hay mercados altamente educados tecnológicamente como el de Chile, por ejemplo, en el que casi la mitad de la población ya usa celular, aunque eso no significa necesariamente que la demanda vaya a disminuir, sino que se hará más exigente y sofisticada", agregó.





Sin embargo, Murdock aclaró que era previsible que el 50 por ciento de los nuevos clientes provendrán en Latinoamérica de "países poco penetrados como Perú, que está alrededor del 14 por ciento".





Según los datos de Nokia, el promedio de penetración tecnológica en América Latina es un punto porcentual menor al mundial, que se sitúa en el 20 por ciento.





Frente a las "diversidades" latinoamericanas, la empresa ha recurrido a una estrategia que pretende responder a todas ellas, según explicó Yolande Pineda, gerente de comunicaciones de Nokia para América Latina.





"Según nuestras investigaciones, a la hora de elegir un celular, la mayoría de los latinoamericanos se preocupa primero que nada de que éste sea pequeño, bonito y barato, además de responder a los diferentes usos de banda de la región", dijo.





Añadió, que hay también otras características que son cada vez más apreciadas y que apuntan hacia la integración de diversos medios (foto, radio, TV, internet, entre otros), al divertimento, principalmente entre los jóvenes y hasta a la moda", afirmó.





En ese sentido, Pineda presentó en Miami algunos celulares de la colección que presentará Nokia la próxima Navidad en Latinoamérica agrupados en tres segmentos principales dedicados a los jóvenes, los hombres de negocios y los que siguen los dictados de la moda.





Entre ellos mostró el modelo 9500, una verdadera oficina portátil, y el 3220, con el que, entre otras cosas, los más jóvenes pueden escribir un mensaje de luz que flota en el aire en medio de un concierto.





También estará en la colección el modelo 7270, un celular que asemeja un estuche de lápiz labial y que fue diseñado en función al glamour de Greta Gargo y del "art decó" de los años 20: "una tarjeta de presentación personal tal como la ropa de marca".