10.DIC Lunes, 2018
Lima
Última actualización 03:07 pm
Clasificados

Oscar Morales: "El activismo online solo no es suficiente"

Domingo 27 de septiembre del 2009 | 01:40

Se describe como un “joven emprendedor que usa las redes sociales”. Con un grupo de compañeros,convocó a cerca de 12 millones de personas de 200 ciudades del mundo, quienes participaron, el 4 de febrero de 2008, en la más grande movilización en contra de la violencia de las FARC.

Morales consideró que las protestas pacíficas deben trascender Internet. (Sofía Pichihua)
Compartir

Por Sofía Pichihua

Se describe como un “joven emprendedor que usa las redes sociales”, y lo es. Junto con un grupo de compañeros, logró convocar a cerca de 12 millones de personas de 200 ciudades de 40 países, quienes participaron, el 4 de febrero de 2008, en la más grande movilización en contra de la violencia de las FARC. Oscar Morales, ingeniero colombiano de 34 años, comenzó a utilizar Facebook en el 2005 –un año después de que esta red social irrumpiera en Internet– y en 2008 creó el grupo “Un millón de voces contra de las FARC’, con más de 400 mil seguidores, que organizó la marcha.

¿Es suficiente que una movilización que persigue una causa se mantenga en Internet o es ideal que trascienda de esta?
No lo es. De hecho lo que prueba es que Internet es una estrategia. Facebook fue motivador y su uso, innovador. Nadie podía creer que se gestara una convocatoria como lo que queríamos hacer. Además, la gente no se une a cosas solamente para estar conectados vía on line. Lo hace para conversar, discutir, y organizar algún evento futuro como una tertulia, una movilización, etc. Usando Facebook evitas movilizarse de una ciudad a otra. Además, una propuesta o causa que se trabaja en Internet siempre debe llevar a una acción concreta: el activismo on line solo no es suficiente.

¿Por qué se reúnen únicamente en Facebook?
Porque estamos entretenidos en Facebook. No es que no queramos sino que Faceboook solito nos ha servido para permanecer conectados.

Además, Facebook es la red social más activa en Colombia.
Así es. Son casi dos millones de usuarios. ¿Para qué vamos a ir a Hi5 si en Colombia creo que no pasa del millón? También sabemos que en esta última red social, hay muchos menores. Por eso, no estamos interesados todavía en Hi5: podrían acusarnos de propaganda política o de corrupción de menores. Nuestro activismo es para adultos.

¿Cuál es el perfil de los seguidores de “Un millón de Voces”?
Inicialmente teníamos un grupo. Pero los ingenieros de Facebook nos ayudaron a volvernos en una página de fans. Con esto, conseguimos obtener mucho más información de nuestros seguidores. Así hemos logrado conocer que cerca del 80% de ellos tiene de 18 a 35 años y solo el 20% más de 35 años. Con la página hay más interactividad, no es unidireccional: es un todos contra todos.

Y, al parecer, han tenido bastantes reacciones…
Sí, pero no todas han sido buenas, créeme. Ha sido un tira y afloja. Después del 4 de febrero se presentaron más amenazas en mi país. Por eso, nuestros intereses se ampliaron. Por ejemplo, ahora denunciamos las acciones de (Hugo) Chávez. Esto ha ocasionado que muchas personas se vuelvan nuestros enemigos porque hay gente que condena a las FARC pero es chavista. Nunca estamos 100% de acuerdo al plantear una idea. La gente opina y argumenta sus ideas, no los censuramos. El 80% nos apoya pero al 20% le encanta la pelea, boicotea y nos insulta, No pide que hagamos campañas contra la pobreza, contra los grupos paramilitares, contra la basura, etc. Yo les respondo: ¡No somos www.armandomarchas.com, somos ‘No más FARC’! No somos una empresa creadora de marchas: somos un grupo de gente con intereses comunes.

Actualmente, ¿qué actividades viene organizando “Un millón de Voces”?
Ahora estamos en campaña. Primero, buscamos la sensibilización de universitarios porque es una realidad que las FARC los está reclutando. Hablamos con ellos, les decimos que miren las consecuencias, que estén alerta y no se dejen engañar. La segunda campaña es la presión internacional contra las FARC. Buscamos que se le cierre las puertas en el mundo. Y en tercer lugar, desde el punto de vista más social, promovemos el uso de redes sociales. Por eso nos agrupamos con la Alianza de Movimientos Jóvenes, que sigue esos objetivos. De hecho, le estamos brindando ayuda a dos países: “Un millón de voces contra ETA” de un chico de 18 años en España y a un movimiento estudiantil en Venezuela.

Los jóvenes pueden apoyar a diversas causas…
Claro. ¡Yo sí quiero llegar al millón! Mientras, nos conectamos con muchas personas en diversos países, y así aprendemos. Se trata de una red colaborativa.

¿Hay campañas en provincias también?
No tenemos red todavía porque no contamos con financiación económica. Todo se ha realizado a través de herramientas gratuitas. No tenemos una estructura como la de un partido político. Ojalá pudiéramos ir a universidades de Cali o Medellín, pero eso cuesta mucho dinero. Y tampoco tenemos tanto tiempo: cada uno se dedica a su trabajo.

¿Tienen algún interés político en el futuro?
Es posible, pero no en vista de “Un millón de Voces”. Así como en el Perú, en Colombia vivimos una crisis política. Soy uribista pero siento que el país está corrompido, que sus gobernantes son ineficientes y corruptos. Si entro a la política, haría un trabajo independiente de este grupo.

¿Han planteado un plazo?
No, no, ni idea. Ahora estoy dedicado a mi causa. Y me gusta hacer este servicio.