20.SEP Viernes, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Unidad Nacional y el fujimorismo critican marcha atrás del Ejecutivo

Lunes 15 de junio del 2009 | 05:34

Consideran que la decisión para derogar los decretos legislativos 1090 y 1064 deslegitima al gabinete Simon y es tardía porque pudo evitar el baño de sangre en la selva. En tanto, la bancada nacionalista saludó el cambio de opinión del Gobierno.

Martín Pérez, de Unidad Nacional, dijo que de concretarse la derogatoria el premier Simon debería irse. (Canal N)
Compartir

El anuncio hecho hoy por el jefe del Gabinete, Yehude Simon, sobre la presentación de un proyecto de ley que solicite la derogatoria de los decretos relacionados con la amazonía fue duramente cuestionado por las bancadas de Unidad Nacional y el Grupo Fujimorista, al expresar su sorpresa por este cambio de rumbo al afrontar la crisis con las comunidades nativas.

El legislador Hildebrando Tapia calificó como un retroceso la decisión de derogar los decretos 1090 (ley forestal) y 1064 (ley relacionada a terrenos) y dijo que esta reacción “tardía” deslegitima al gabinete.

“(es) Una reacción tardía…todo el dolor que se vivió en el país se pudo haber evitado. Primero haber defendido la constitucionalidad de estos decretos y luego se dio la suspensión de estos, que en mi opinión se resolvía con una derogatoria”, expresó en declaraciones a Canal N y anunciar que su grupo se reunirá para tomar una decisión ante esta situación.

Por otra parte, el congresista del Grupo Fujimorista Carlos Raffo dijo sentirse desconcertado por la decisión tomada por el Ejecutivo sobre el paquete de leyes sobre la selva y recordó que su bancada desde un inicio había planteado la derogatoria de los mismos.

“Yo simplemente no lo puedo creer. Esto desoncertado…nosotros planteamos desde un inicio la derogatoria (de estos decretos) ¿Y retroceder ahora? Me parece una falta de carácter y compromiso”, señaló al remarcar que de haberse tomado esta decisión desde un inicio se hubiera evitado la muerte de los 24 policías y 9 nativos ocurridos el pasado viernes 5 de junio en Bagua.

Con una posición más moderada, pero no menos crítica, Martín Pérez, de Unidad Nacional, dijo que esta iniciativa para derogar los decretos es un mal mensaje para el país y no es bueno para la democracia. Añadió que si finalmente se logra la derogatoria de estas normas el premier Yehude Simon debería irse del gabinete.

“Retroceder per se no es malo, pero el Gobierno debió tener más información antes de tomar una decisión”, agregó.

La otra cara de la moneda la mostró el Partido Nacionalista, que a través de su vocero parlamentario, Fredy Otárola, saludó el anuncio de premier Simon y dijo que espere que la derogatoria, de concretarse mañana, lleve tranquilidad a esa parte del país.

Mencionó, asimismo, que espera que la presidencia del Congreso “tenga el mismo tono dialogante” del jefe del Gabinete, y ponga a debate el pedido de reconsideración a la suspensión de siete congresistas nacionalistas, aprobada por el Parlamento la semana pasada.

“Saludamos que se haya dado marcha atrás y obviamente se levante el estado de emergencia en la zona”, puntualizó.