17.DIC Lunes, 2018
Lima
Última actualización 03:07 pm
Clasificados

‘Rupertito’, un pequeño peruano que es el gigante del humor en Chile

Miércoles 22 de abril del 2009 | 08:47

Hans Malpartida, que mide apenas 85 centímetros y pesa 16 kilos, se ha consagrado en la TV chilena y tiene un show propio. El artista, de 22 años, estudia teatro y sueña con llegar a Hollywood.

Compartir

Vale un Perú. Con tan solo 85 centímetros de altura y 16 kilos de peso, Hans Malpartida ha logrado meterse al público chileno en el bolsillo. Cada noche, acompañado por el consagrado humorista ‘Ruperto’, el pequeño peruano cautiva con su humor y carisma.

‘Rupertito’, como lo llaman en el país del sur, llegó hace tres años con un circo ambulante. Un empresario vio su talento y enseguida lo llevó a un programa de televisión. Al poco tiempo, ‘Miguelito’ – como se le conoce en su faceta de payaso – se hizo conocido y su popularidad creció como la espuma.

Hoy, el pequeño de 22 años no se cansa de dar autógrafos cuando camina por las calles de Santiago. Además, tiene muchas admiradoras, que lo apachurran y besan cada vez que lo ven. ‘Miguelito’ ya es una eminencia en Chile. “Es extraordinario. Tiene un talento increíble y se ve que cuando actúa lo disfruta muchísimo”, comentó la despampanante modelo Kenita Larraín.

MÁS QUE RISAS. Pero Hans no quiere ser reconocido solo por su tamaño. Hace unos meses entró a la escuela de teatro ‘Laolla’ para aprender técnicas de actuación. Además, tiene dos sueños.

“Mi primer sueño es trabajar en el cine acá, luego llegar a Hollywood para estar en una película grande. El otro es traerme a mi mamá aunque sea tres meses porque no creo que se acostumbre a vivir aquí”, señaló.

“Me siento feliz de ser peruano y de que un peruano esté triunfando en otro país, sacando cara por mis compatriotas. El público chileno me quiere, feliz de ser serrano y cholo”, agregó.

QUIERE SER GRANDE. ‘Miguelito’, o ‘Rupertito’, el menor de 8 hermanos, tiene un show en el que – junto a un grupo de bellas modelos – se presenta en distintas discotecas de la capital chilena. “A pesar de que no soy chileno me quieren y yo estoy contento por eso”, finalizó.