19.JUL Viernes, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Chávez y Uribe estrechan sus relaciones y dejan atrás sus diferencias

Martes 14 de abril del 2009 | 07:34

Los mandatarios de Venezuela y Colombia se reunieron en Caracas para firmar una serie de convenios económicos. Chávez dijo que esto representa no solo el relanzamiento de sus relaciones comerciales, sino también las políticas y culturales.

Hugo Chávez saluda a su par colombiano, quien llegó al Palacio de Miraflores en el marco de su breve visita oficial. (AP).
Compartir

AFP . Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Colombia, Alvaro Uribe, se comprometieron a relanzar sus relaciones económicas con fondos y cuotas para impulsar el intercambio comercial, al cabo de una reunión bilateral este martes en Caracas.

En lo inmediato, Venezuela otorgará licencias de importación para 5.000 taxis y automóviles familiares, y otras 5.000 para camiones y autobuses.

Este tema es uno de los que más preocupaba a Colombia, que ha visto disminuir sus exportaciones de vehículos a Venezuela de 45.000 unidades en 2007 a sólo 15.000 el año pasado.

Colombia y Venezuela suscribieron además una carta de intención para la conformación de un fondo inversión binacional por 200 millones de dólares, para promover proyectos comerciales y energéticos.

Tras la firma de los convenios, Uribe afirmó que su gobierno trabajará junto con el de Venezuela para evitar que se produzca “el menor vestigio, el menor intento de corrupción en el comercio exterior”.

El presidente colombiano se refirió así a la preocupación de Venezuela de que en el flujo comercial “haya fenómenos corruptos de sobrefacturación” debido al diferencial en el tipo de cambio del bolívar venezolano, entre la tasa oficial y la del mercado permuta.

“Todo lo que hagamos en aquello de generar transparencia genera confianza, que alimenta la perdurabilidad de estas relaciones de hermandad”, dijo Uribe.

Chávez, por su parte, aseveró que con esta reunión se relanzan las relaciones de los dos países, “no sólo las económicas y comerciales, sino las políticas y culturales, en su diversidad de enfoques”.

“Estamos condenados a estar juntos, maravillosamente condenados, estas dos repúblicas, estas dos patrias: Colombia y Venezuela”, subrayó el mandatario venezolano.

En la reunión, se acordó además un convenio para el suministro eléctrico desde la población de Puerto Inirida (Colombia) a San Fernando de Atabapo (Venezuela), en la frontera amazónica de los dos países.

También se firmó una carta de intención para promover la implementación de una línea de crédito que impulse las importaciones y exportaciones de la pequeña y mediana industria.

Para facilitar el intercambio comercial, los dos gobiernos acordaron crear un comité que permita el uso de las monedas locales.

La balanza comercial binacional fue de 7.200 millones de dólares en 2008, favorable a Colombia cuyas exportaciones llegaron a 6.000 millones de dólares. El intercambio entre los dos países se ha multiplicado por tres en el último lustro.

En el anterior encuentro de los dos mandatarios, en Cartagena de Indias (Colombia) en enero, Chávez expresó su deseo de elevar hasta los 10.000 millones de dólares anuales el intercambio comercial.

Tras este encuentro, el nuevo embajador de Caracas en Bogotá, Gustavo Márquez, un ex ministro de Comercio Exterior, debe asumir formalmente su cargo.

Las relaciones de Colombia y Venezuela pasaron por su peor momento hace año y medio, después de que el gobierno de Chávez retirara a su embajador en Bogotá, Pável Rondón, y pidió la salida de Caracas del embajador colombiano Fernando Marín Valencia.

El impasse surgió luego de que Uribe decidiera cesar a Chávez como mediador en la búsqueda de un canje de rehenes de la guerrilla de las FARC por rebeldes presos.

Las relaciones diplomáticas entre los dos países se normalizaron este año, con el nombramiento de la embajadora María Luisa Chiappe, quien ya asumió su cargo en Caracas, y del embajador Márquez.

Uribe debe partir al anochecer a Brasil, para participar el miércoles en la edición latinoamericana del Foro Económico Mundial.

Esta es la segunda reunión que celebran los mandatarios este año.