22.SEP Sábado, 2018
Lima
Última actualización 02:09 pm
Clasificados

"Es momento de tomar conciencia de la crítica situación del transporte"

Martes 14 de abril del 2009 | 10:13

No se puede aceptar con resignación que pase el tiempo y sigan muriendo miles de personas en las pistas del país, dijo la defensora del Pueblo, Beatriz Merino, quien instó a las autoridades competentes a que de una vez por todas tomen medidas para frenar los accidentes de tránsito.

"Además de aplicar sanciones, todos debemos a empezar a tomar mayor conciencia", dijo Simon. (Perú21.pe)
Compartir

Un llamado a las autoridades competentes para que tomen conciencia y asuman acciones decididas que frenen los accidentes de tránsito en la ciudad y en las carreteras, formuló hoy la Defensora del Pueblo, Beatriz Merino, quien sostuvo que hay suficientes diagnósticos sobre este tema y solo faltan medidas efectivas.

Esta madrugada, al menos 20 personas murieron calcinadas al chocar el autobús interprovincial en el que viajaban con un camión cisterna que transportaba gas, a la altura del kilómetro 165 de la Panamericana Sur, en la provincia de Cañete.

“Es momento que las autoridades tomen conciencia de la crítica situación que produce este tipo de accidentes. Como defensora del Pueblo no acepto con resignación que siga pasando el tiempo y cada año sigan muriendo miles de personas en nuestras pistas y carreteras”, manifestó en RPP.

Refirió que en los últimos cinco años han muerto 15 mil personas en el país y 200 mil personas resultaron heridas como consecuencia de accidentes de tránsito.

“Estas cifras son equivalentes al costo de vidas humanas producidas por quince años de violencia terrorista. Es un deber moral que la ciudad y sus habitantes recuperen la seguridad y que esta sea una realidad tangible”, afirmó en diálogo con RPP.

Comentó que desde el inicio de su gestión la Defensoría del Pueblo ha hecho varios informes sobre este tema y de ellos se puede notar que las causas son conocidas.

“Aquí no estamos hablando de un diagnóstico a ciegas. Existen diagnósticos que señalan que, de cuatro fallecidos en Lima por accidentes de tránsito, tres fueron atropellados, y cuatro de cada diez vehículos involucrados en estos accidentes son de transporte público”, expresó.

Agregó que desde el año 2004 se conocen en la capital diez ‘puntos negros’ o zonas de alta peligrosidad –calificados así por la Secretaría del Consejo de Transporte de Lima y Callao- donde se producen los accidentes fatales y que están ubicados en la periferia de la ciudad, es decir donde están los distritos más pobres.

“De lo que se trata es tener una mirada clara de lo que está pasando. Tenemos una antigüedad en el parque automotor que supera los 20 años. Lo que sucede es que, al parecer, hay una especie de ‘repliegue’ estatal”, dijo.

RESPONSABILIDAD EDIL. Merino consideró que, por ejemplo, las municipalidades tienen las facultades de señalización, instalación y mantenimiento de los sistemas de tránsito en las vías expresas, vías colectoras y arteriales.

“Aquí lo que se ha desatado es una situación en la que el pasajero es un ‘botín’, en la que hay una ‘guerra por el centavo’ y las jornadas de trabajo se incrementan hasta el cansancio, en la que hay un deterioro del parque automotor y que, dicho sea de paso, origina una contaminación que trae miles de muertes adicionales”, subrayó.

De otro lado, Merino saludó la propuesta de creación de una Superintendencia de Transporte es positiva, pero consideró que esta entidad tiene un exceso de funciones que pueden dificultar la eficacia de sus intervenciones.

“Creemos que sus funciones solo deben estar vinculadas a la supervisión del transporte terrestre de pasajeros y de carga, a la supervisión de los terminales terrestres, de las estaciones de ruta, la fiscalización de la ubicación de los avisos publicitarios y la cobranza efectiva de las multas de tránsito. Darle más funciones, en nuestra opinión, puede dificultar la eficacia de las intervenciones en aquello que es la razón de su creación, es decir, la seguridad en el transporte público”, manifestó.

TOMEMOS CONCIENCIA. El primer ministro, Yehude Simon, lamentó que sigan habiendo muertes en las carreteras debido a la imprudencia de algunos choferes. Señaló que la educación vial no solo es responsabilidad del Estado sino también de la ciudadanía.

“¿Cómo puede ser que haya algunas empresas que permitan manejar a choferes cansados? También, los pasajeros no pueden permitir que los carros corran y aceleren como nada. Este es problema de educación en la casa y en el colegio. Además de aplicar sanciones, todos debemos a empezar a tomar mayor conciencia”, expresó.

DATO

  • La Defensora del Pueblo se presentará hoy ante la comisión de Transportes del Congreso de la República, para exponer los alcances, conclusiones y recomendaciones del Informe Defensorial “El Transporte Urbano en Lima Metropolitana: Un desafío en defensa de la vida”.