17.FEB Domingo, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Ulises Humala: Yo no podría apoyar a Ollanta

Domingo 16 de abril del 2006 | 12:00

Compartir
El hijo del general Velasco ha dicho que las reformas de su padre ya están desfasadas. ¿Qué opina al respecto?

Me parece que tiene razón. El mundo bipolar ya no existe. Ahora tenemos un mundo con un solo país que hegemoniza la política y la economía mundial, que es Estados Unidos. En ese sentido, es muy difícil que un país tan pequeño como el Perú pueda aplicar medidas tan antisistema. Venezuela las aplica, o por los menos da esa apariencia, porque tiene una gran producción petrolera. Otra sería la situación de Hugo Chávez sin los recursos petroleros.

¿El nacionalismo y el etnocacerismo son ramas de un mismo tronco?

Sí, son ramas del mismo tronco, por varias razones. Nacemos del mismo padre, Isaac. El nacionalismo, en su primer momento, ha estado conformado por etnocaceristas. Pero, ahora mismo, el nacionalismo no sé qué cosa es.

¿En qué sentido?

El Partido Nacionalista se dice que está en el primer lugar después de la primera vuelta, pero en realidad los que están en el primer lugar son los de UPP. El Partido Nacionalista no tiene una estructura. No hay ningún nacionalista que haya sido elegido. Los congresistas elegidos son gente puesta por UPP o por Torres Caro. En estos momentos el PNP es solamente un logotipo, no existe, es un cascarón.

¿El vientre de alquiler salió ganando?

Yo creo que sí. UPP ya estaba en el muere, como se dice, y ha encontrado un segundo aire. Lo que se viene es que en el Congreso va a haber un desmembramiento de los congresistas de UPP, que se van a ir por otro lado, porque son gente oportunista.

Ollanta está tratando de pasar de incendiario a bombero. ¿Qué lectura le da a este cambio en su discurso?

Creo que el escenario para una segunda vuelta es diferente y el discurso tiene que adaptarse a ese escenario. Ya no puede ser confrontacional. Con ese discurso corre el riesgo de quedarse con el 31% y necesita ganar un 20% adicional.

¿Usted participará en un eventual gobierno de UPP?

Yo he sostenido que el proyecto UPP está contaminado, porque ninguna de esas personas era nacionalista ni creo que lo sea ahora. Yo no creo en las conversiones de último minuto. Son oportunistas. Así como Ollanta encontró un vientre de alquiler, ellos encontraron la locomotora que les faltaba. Ha sido una mutua utilización.

No me ha dicho si participará.

Aparte de la de UPP hay gente que ha llegado por el lado de Torres Caro, de Gonzalo García. Oportunistas que han encontrado en el nacionalismo el mecanismo para llegar al poder. Mientras no haya un deslinde con ellos yo no podría trabajar apoyando a Ollanta.

¿Tan contaminado considera que está el entorno de Ollanta?

Sí. Estamos viendo también que hay gente muy ligada al montesinismo, que ha estado trabajando con Óscar López Meneses desde la prisión de San Jorge para conformar o proponer algunos candidatos al Congreso. Mientras haya eso es casi imposible poder trabajar.

Su hermano ha dicho que no tiene problemas para conversar con ese fujimorismo contra el que se levantó.

Yo creo que hay una contradicción ahí. En este caso hay enemigos irreconciliables. Yo me considero un enemigo irreconciliable del fujimorismo y del montesinismo, y no podría trabajar con ellos. Me sorprende que Ollanta haya podido decir eso.

¿Usted votará por Ollanta o por su contrincante?

Estoy en una disyuntiva totalmente difícil e inédita. Yo en las anteriores elecciones voté viciado porque no encontraba ni en Alan ni en Toledo un buen candidato y tampoco quería votar por el mal menor. Muchos peruanos están ahora en la misma situación. Quisiera ayudar a mi hermano, pero la única manera es que haga lo imposible por separarse de ese entorno.

De llegar al poder, Ollanta sacaría de la cárcel a Antauro.

La verdad es que no sé. Antauro parece tener esa esperanza. Por eso en las últimas semanas lanzó la consigna del voto cruzado y decidió apoyar públicamente la candidatura de Ollanta. Es lo que explica que el proyecto Avanza País - Movimiento Etnocacerista haya tenido un resultado tan reducido.

¿No hubo ahí deslealtad de Antauro?

Antauro cometió varios errores. Estando en una lista no puedes apoyar a otra, por más hermano que seas. De repente creyó que así aseguraba su eventual liberación, o que con Ollanta presidente la familia podía presionar para una amnistía o un indulto. Los resultados están a la vista. El Movimiento Etnocacerista ha sido reducido a su mínima expresión. Fomentando el voto cruzado, Antauro ha liquidado a su partido y se ha suicidado políticamente.

¿Cuánto de la ideología etnocacerista de don Isaac recoge el nacionalismo?

Debe haber recogido mucho. Creo que las diferencias entre ambos son pequeñas. En lo que se refiere a pragmatismo político, el nacionalismo nos ha dado una lección, porque abrió las puertas para que entre gente con medios financieros. No se les preguntó cuál era el origen de su dinero o su trayectoria política. Nosotros no hicimos eso, y tuvimos una campaña franciscana.

¿El nacionalismo y el etnocacerismo son un proyecto familiar?

Yo creo que el nacionalismo, el PNP, es más proyecto familiar que el etnocacerismo. Del etnocacerismo se dice que es un proyecto familiar porque el padre lo fundó, uno de los hermanos lo diseminó durante cinco años a lo largo y ancho del país y otro hermano aparece por ahí candidateando.

¿Y no es así?

Mi padre ya no milita, Antauro está en la cárcel y de los que han colaborado conmigo ninguno es primo, hermano ni nada por el estilo. Si hubo un proyecto familiar, ha sido entre mi padre y mis dos hermanos militares. Yo no me inscribo en él. En cambio, por el lado del Partido Nacionalista sí vamos a encontrar ese proyecto familiar.

¿Proyecto más Heredia que Humala?

Sí, yo creo que sí. El papá de Nadine es el tesorero del Partido Nacionalista, está Nadine, el primo, el hermano. Toda la familia Heredia está aportando para los fondos de la campaña. Esto significa que, sin haber tenido mayor participación ideológica, ahí hay un proyecto Heredia. Si no es así, por lo menos hay una fuerte presencia o una participación financiera.

¿Los Heredia han invertido sus ahorros para sacar beneficios?

Bueno, no sé. De repente están invirtiendo desinteresadamente. Habría que preguntarles a ellos.

¿No es antidemocrático amenazar con una revuelta popular si no se gana?

Yo extendí esa situación al mismo Ollanta. El Perú está entrando en una situación difícil. El pueblo exige el cambio, pero a diferencia del 2001 quiere un cambio con una determinada orientación. No quiere un libre mercado salvaje, sino mayor intervención del Estado, un tratamiento diferente para el capital extranjero, seguridad ciudadana.

4

Ulises Humala levantó la bandera del etnocacerismo, y en el camino lo abandonaron sus padres, Isaac y Elena, y su hermano Antauro, quienes apostaron por Ollanta.

¿Lourdes o Alan no encarnan eso?

Creo que ella está incapacitada por su posición ideológica. El señor Alan García es parte del poder en el país, con sus 500 municipios y 12 gobiernos regionales. El Apra no ha cambiado. Sigue siendo el monstruo organizado de la ineficiencia y de la corrupción.

¿Y en el caso de Ollanta?

Ollanta tiene la desventaja de que él estaría encarnando de manera exacerbada esas expectativas de cambio. La exigencia para él será mayor que para García o Flores, y en la medida en que su entorno esté incapacitado para realizar los cambios, la decepción y la sensación de estafa van a ser tan grandes que nos podemos, peligrosamente, acercar a un escenario tipo Lucio Gutiérrez.

¿Su entorno es una amenaza?

Ese entorno está incapacitado, porque muchos de los que han sido ya elegidos nunca han sido nacionalistas. Algunos, como Almerí, vienen de Toledo, otros del fujimorismo, del montesinismo. Con esa gente qué política nacionalista se va a aplicar. En esas condiciones, el nacionalismo va a ser una experiencia trunca.

¿Qué va a pasar, entonces?

El pueblo se va a decepcionar y vamos a entrar en una situación parecida a la de Fujimori en el 92, en que el Congreso parecía la piedra que bloqueaba al Ejecutivo. Un escenario en el que parezca natural disolver el Congreso.

¿Se repetiría la historia?

De alguna manera. El problema es que Ollanta tendría que apoyarse en un Ejército que en este momento está manejado por gente que firmó el acta de sujeción. Con un ejército así yo no creo que puedan aplicarse políticas nacionalistas. Lo que tendría que hacerse es descabezar a ese ejército, mandar a su casa a esta alta oficialidad.

¿De coronel para arriba?

Sí, de coronel para arriba, porque son los que firmaron el acta de sujeción.

En otras palabras, cumplir lo que había anunciado Nadine Heredia.

Así es. Creo que ella tenía razón, sin embargo Ollanta la desmintió.