22.JUL Lunes, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Murió "Cachaíto" López, el bajista de Buena Vista Social Club

Lunes 09 de febrero del 2009 | 11:09

El músico, de 76 años, falleció hoy en un hospital de La Habana a causa de complicaciones de salud, dijeron fuentes próximas al artista.

El bajista tocó junto a los ya fallecidos Compay Segundo e Ibrahim Ferrer. (AP).
Compartir

AP. El bajista Orlando “Cachaíto” López, uno de los astros del proyecto musical “Buena Vista Social Club”, murió el lunes, informaron sus colegas. Tenía 76 años.

“Hemos perdido un gran compañero”, manifestó a la AP el guitarrista Manuel Galbán, con quien trabajó durante décadas. Según Galbán, López falleció tras “sufrir una operación que se complicó”. “Lo recordaré como un ser maravilloso, como músico y como persona… era extraordinario, afable y gran bajista”, comentó con pesar en entrevista telefónica.

Nacido en La Habana en 1933, el bajista proviene de un verdadero linaje: en su familia hay unos 30 bajistas, entre los que sobresalen su tío Israel “Cachao” López y su padre Orestes, reconocidos compositores además.

“Lo llamé la semana pasada porque era su cumpleaños; su voz ya no se escuchaba bien”, indicó a la AP el timbalero Amadito Valdés, quien dijo que la intervención quirúrgica fue a la prostáta.

“Era una gente muy dada a compartir con los demás, muy noble y me sentía muy unido a él”, agregó.

Inicialmente “Cachaíto” se inclinó por el violín, pero según narró él mismo en varias ocasiones su abuelo lo disuadió para que siguiera con la tradición del clan.

Desde la adolescencia comenzó a integrarse a diferentes agrupaciones cubanas. A los 17 se incorporó en la legendaria Riverside pero en la década de 1960 se sumó a la Orquesta Sinfónica Nacional.

Sin embargo nunca dejó de lado su vertiente popular, combinando toda suerte de estilos desde el jazz al “filin”, un género cultivado por personalidades como César Portillo de la Luz o la bolerista Omara Portuondo. Por aquellos años también vivió las noches bohemias de La Habana y sus cabarets.

A mediados de esa década aceptó la invitación para formar parte de “Los Zafiros”, con quienes sacó varios discos.

Pese a su talento, Cachaíto no volvió a grabar hasta que el guitarrista estadounidense, Ry Cooder, lo “redescubrió” a finales de la década de 1990.

Junto a otras leyendas, muchos de ellos músicos jubilados y ya olvidados en la isla, como los ya fallecidos “Compay Segundo”, Ibrahim Ferrer y Rubén González y la diva Omara Portuondo, Cooder logró reunir a un grupo de personas que generaría uno de los más importantes éxitos de la discografía internacional: el “Buena Vista Social Club”.

La producción ganó el Premio Grammy de 1997 y lanzó la carrera de los músicos cubanos que fueron presentando sus trabajos como solistas al tiempo que se invitaban unos a los otros.

López dio a conocer el suyo en el 2001, titulándolo con su propio nombre “Cachaíto”.