07.DIC Sábado, 2019
Lima
Última actualización 08:39 pm
Clasificados

Raúl Diez Canseco y Luciana de la Fuente se casaron en Lima

Jueves 23 de octubre del 2008 | 11:41

La pareja, cuyo romance empezó con un escándalo político que le costó el cargo al ex vicepresidente y ministro del gobierno toledista, contrajo matrimonio civil el sábado 18 de octubre último, en La Molina. La fiesta duró hasta las 3 de la mañana y luego ambos partieron a Miami.

Diez Canseco y De la Fuente están doblemente casados: en Lima y en Miami. (Ellos & Ellas)
Compartir

Luego de cinco años de un controvertido romance que empezó en medio de un escándalo político, el ex vicepresidente del país Raúl Diez Canseco(62) y Luciana de la Fuente (32), se casaron al amparo de las leyes peruanas. El matrimonio civil se realizó el sábado 18 de octubre en la residencia de la pareja, en La Molina, informó la revista Ellos & Ellas de Caretas.

Diez Canseco y De la Fuente mantuvieron una relación con rupturas y reconciliaciones públicas, viajes a Austria y Estados Unidos, y un trámite de divorcio que separó al político de los más quería: su familia.

La pareja, que ya se había casado en Miami el 31 de julio pasado, volvió de EE.UU. con Ignacio, su hijo de cinco meses, para decir que son marido y mujer, según la legislación peruana.

La celebración, que albergó a unos 100 invitados, se inició a las 7:30 p.m. en el jardín de la lujosa casa de la pareja. La organización y el catering estuvo a cargo de los alumnos de le Escuela de Chefs de la Universidad San Ignacio de Loyola, corporación educativa de la que Diez Canseco es propietario.

Alrededor de las ocho de la noche se hizo presente el alcalde de La Molina, Luis Dibós, para declararlos oficialmente marido y mujer.

Finalmente, entre cotillón y arlequines la fiesta continuó hasta las tres de la madrugada. Luego de la última pieza, los recién casados partieron a Miami para continuar celebrando.

TODO PASADO FUE PEOR. En diciembre de 2003, el ministro de Comercio Exterior de entonces– en una carta pública dirigida al entonces presidente Alejandro Toledo – reconoció que se había equivocado al no admitir su relación sentimental con Luciana, quien también fuera pareja del hijo del ex vicepresidente de la República.

Un mes antes Diez Canseco había negado ese vínculo hasta el cansancio. “Son imputaciones totalmente falsas y no permito que se quieran inmiscuir en mi vida privada”, dijo en un reportaje televisivo.

Para evitar suspicacias, renunció al portafolio de Comercio Exterior, donde Luciana fungía de asesora de la Comisión para la Promoción de las Exportaciones.

Además, en enero del 2004 Diez Canseco se apartó del Ejecutivo ante una inmanejable oleada de presiones. Una de ellas venía del Congreso, que estudiaba la posibilidad de denunciarlo constitucionalmente por haber firmado un decreto supremo en el que, supuestamente, favorecía al padre de su actual esposa.

A la postre, se confirmaría que el mandato estaba ajustado a ley.