26.ABR Viernes, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

"Internet es una necesidad de los países más pobres"

Sábado 20 de septiembre del 2008 | 09:22

Responde Alberto Arébalos, Director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Google América Latina, sobre la presencia de Google en América Latina.

Arébalos espera que en nuestro país haya cada día más acceso a Internet de alta velocidad. (Esther Vargas)
Compartir

Esther Vargas. Las oficinas de Google en Argentina son el sueño de cualquier adolescente o digitalizado ciudadano. Computadoras que jamás van lentas, ping-pong, PlayStation, barritas de cereal, helados y demasiado espacio para ser creativos dan la bienvenida. “Los amos de Internet se dan el gusto de trabajar a gusto”, escribe una periodista ‘gaucha’.

Google es un monstruo que acaba de cumplir 10 años. El monstruo, desde hace ya varios meses, está físicamente en la región y mira al Perú, un mercado que crece. Alberto Arébalos, director de Comunicaciones y Asuntos Públicos de Google América Latina, abrió a Perú.21 las puertas de su lúdica oficina en Puerto Madero, Buenos Aires. Cien chicos latinoamericanos –la mayoría de Argentina– trabajan como si jugaran.

¿Qué significa para la región que Google haya llegado a Argentina?
La idea de abrir esta oficina de América Latina es prestar soporte a nuestros clientes de la región. Así no hubiera presencia física, Google.com estaba en todas partes, en todos los países. Los clientes AdWords y AdSense se soportan desde aquí.

¿Qué busca Google?
Que toda la información que existe en el mundo sea útil y accesible. Y eso no puede ser únicamente en inglés, porque hay un enorme contenido en otros idiomas. El español es el segundo idioma más utilizado en las búsquedas de Google. Lo que se pretende es que la información esté accesible y sea localizable por la gente en su propio idioma. Es complicado. No es solo traducción.

¿Perú está en la mira de Google?
En este momento tenemos cuatro oficinas: en Bello Horizonte, en México, en Sao Paulo y en Buenos Aires. Hay dos representantes nuestros en Colombia y en Chile. El Perú es un país al que miramos de cerca, y pensamos tener un representante allá.

En la región nos falta infraestructura…
El punto es que los gobiernos se den cuenta de que la conectividad a Internet es tan importante como era tener electricidad y agua potable hace 60 años. Es importante porque, si no, siempre habrá una brecha digital entre los países desarrollados y los países en desarrollo. Hay otra brecha también: entre las ciudades y el interior. Estoy seguro de que la gente de Lima tiene más acceso a Internet que la de provincias. En Argentina hay una penetración fuerte en sectores de Buenos Aires, donde se es casi del Primer Mundo.

Es lamentable…
Sí. Eso pasa en Brasil, Chile, Colombia. Los gobiernos y los proveedores del servicio deben lograr que hasta una escuelita de un pueblito de Tacna tenga buen acceso, alta velocidad, para que se pueda navegar en una biblioteca del Primer Mundo.

¿Nuestros gobernantes están entendiendo el asunto?
Poco a poco. Hay muchos que no. Todavía en América Latina se ve la cuestión de Internet y la tecnología como lujos de los países ricos y, en realidad, es una necesidad de los países pobres. El conocimiento es lo único que te pone en competencia con el mundo desarrollado. Internet es una herramienta de desarrollo de conocimiento, de acceso y de comunicación. Así como los países invirtieron en trenes, en electricidad y en telefonía cuando también había otros problemas, ahora deben invertir en infraestructura de Internet, sin dejar de reconocer que hay otros problemas.

¿Una computadora en todas las casas es una meta difícil de alcanzar?
En América Latina, una de las formas para acceder no va a ser la computadora sino el celular. El problema no es conseguir computadoras de 100 dólares para los chicos, lo importante es tener acceso a Internet. Además, no necesitas ponerle computadora a cada chico. Con una computadora grande y con 20 pantallas y 20 teclados virtualizas el sistema operativo. Veinte chicos pueden usar la misma máquina, y en su pantalla, cada uno, la ve como si fuera su máquina. Lo que se necesita es una conexión a Internet de alta velocidad. En la región se está poniendo el acento en la computadora en lugar de en la conectividad.

¿La publicidad on-line va lenta?
Los jóvenes están pasando buena parte de su vida en Internet. Están consumiendo menos diarios, menos televisión e, incluso, menos radio. Y es que todo lo tienen en Internet. Tarde o temprano, a esos jóvenes que son consumidores no los vas a encontrar en otros medios. Así que vas a tener que irte a anunciar en Internet. En algunos países, esto tardará más y, en otros, menos. Perú quizás no esté a la vanguardia de la publicidad on-line, pero tenemos clientes en Perú que están entre los más importantes de América Latina. Me refiero a gente que promueve mucho el turismo.