17.NOV Sábado, 2018
Lima
Última actualización 11:54 am
Clasificados

Phelps continúa su camino hacia las ocho medallas de oro

Martes 12 de agosto del 2008 | 11:10

El nadador estadounidense sumó quinta presea dorada y mantiene sus opciones de superar el récord de las siete medallas que obtuvo su compatriota Mark Spitz, en Munich 72.

El 'Kid de Baltimore' celebra tras vencer en la prueba 4x200 libres. (AFP).
Compartir

AFP . El estadounidense Michael Phelps ya tiene asegurado el papel de rey de Pekín-2008, tras ganar este miércoles su cuarto y quinto oros en 200 metros mariposa y relevos 4×200 metros libres y erigirse en el deportista con más títulos de la historia olímpica con 11.

El ‘Kid’ de Baltimore logró su cuarta y quinta medallas de oro en estos Juegos, con dos nuevos récords del mundo incluidos (1:52.03 en 200 metros mariposa y 6:58.56 en relevos 4×200 libres) y sigue en carrera para lograr los ocho oros y superar los siete de su compatriota Mark Spitz en Múnich-72.

Con estas cinco medallas de oro Phelps, con otros tantos records del mundo incluidos, contabiliza 11 metales dorados en Juegos Olímpicos, entre Atenas-2004 y Pekín-2008, el mayor número conseguido jamás por un deportista, y además, ocupa el primer puesto de la tabla de medallistas en natación, con 13.

El de Baltimore dejó atrás al legendario Mark Spitz, a la gimnasta soviética Larissa Latynina y a los atletas Paavo Nurmi y Carl Lewis, que contabilizaban nueve oros en su palmarés olímpico.

Sin embargo, el estadounidense no podrá superar el récord total de medallas de todo tipo que ostenta Latynina con 18 preseas, ya que en Pekín podrá alcanzar un máximo de 16.

Michael Phelps había sido ya el protagonista el martes ganando la final de 200 metros libres, su tercer oro, con plusmarca mundial incluida (1:42.96).

Pero el dominio estadounidense en la natación se ha visto enjugado con los triunfos chinos en disciplinas de menos reputación, pero que en la suma total cuentan lo mismo, como clavados, esgrima, halterofilia o gimnasia masculina por equipos, ésta sí más prestigiosa.

Debido a ello, China mantiene la ventaja de cuatro medallas de oro respecto a Estados Unidos (13 contra 9), aunque los norteamericanos superan ya a los asiáticos en el número total de preseas (25 a 21).

Pero si el ‘tiburón’ Phelps acumula logros sin darse descanso, los deportistas latinoamericanos lo hacen de forma pausada y espaciada.

México consiguió el martes su primer metal en los Juegos de Pekín-2008, gracias al bronce de Paola Espinosa y Tatiana Ortiz en la prueba de clavados sincronizados desde plataforma de diez metros, mientras que el brasileño Camilo Tiago también subió al tercer escalón del podio en la categoría de 81 kilos de judo.

Esa modesta cosecha se antoja minúscula ante los logros incesantes de las dos mayores portencias deportivas de la actualidad.

Pero la alegría deportiva del país organizador de los Juegos se vio en parte empañada con la aparición de informaciones respecto al engaño con el que el país asiático envolvió la grandiosa ceremonia de apertura el pasado viernes.

Empiezan a surgir detalles de algunas ‘travesuras’ de los organizadores chinos en forma de falsificación, como que la niña cantante no lo era o que se emitieron imágenes trucadas de fuegos artificiales.

El director musical de la ceremonia admitió que la niña que supuestamente entonó la “Oda a la Patria” en realidad cantaba en ‘play-back’ porque la verdadera intérprete no era lo bastante guapa como para representar a su país ante todo el mundo.

Los organizadores tuvieron que admitir también que el programa televisado de la ceremonia incluía algunas imágenes de fuegos artificiales grabadas de antemano y editadas. No es oro todo lo que reluce.