23.FEB Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

Correa cree que su triunfo avala el deseo de una integración regional

Lunes 01 de octubre del 2007 | 12:00

El mandatario ecuatoriano afirmó que apuesta por el socialismo del siglo XXI que también apoya su homólogo venezolano Hugo Chávez. Además aseguró que espera que su partido obtenga 80 escaños.

Compartir
El mandatario ecuatoriano afirmó que apuesta por el socialismo del siglo XXI que también apoya su homólogo venezolano Hugo Chávez. Además aseguró que espera que su partido obtenga 80 escaños.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, aseguró hoy que el triunfo conseguido ayer por el partido oficialista, Alianza País, en las elecciones para la Asamblea Constituyente, avala el deseo popular de que se concrete la integración sudamericana.

"El mandato de ayer es ratificar y enfatizar aún más la necesidad de buscar esa gran nación latinoamericana, empezando, tal vez, por la gran nación sudamericana", dijo Correa en un encuentro con la prensa extranjera.

Según el gobernante, "se ha ratificado una vez más la vocación integracionista de nuestro pueblo, que sabe que tenemos un pasado común y nos están diciendo que ya es hora de buscar el presente y destino común".

Aunque no hay datos oficiales totales sobre los resultados de las elecciones para designar a los 130 asambleístas que redactarán una nueva Carta Magna, Correa dijo hoy, basado en datos oficiosos, que su formación política espera unos 80 escaños.

El mandatario interpretó ese "espaldarazo" del pueblo, como llamó a los resultados electorales, como un apoyo a su iniciativa de impulsar la integración regional para dejar, entre otras cosas, de depender de organismos internacionales tradicionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Correa apuesta por el "socialismo del siglo XXI", que también apoya su amigo y homólogo venezolano, Hugo Chávez.

"Esta vocación integracionista la comparten plenamente los gobiernos de la región que se enmarcan dentro del socialismo del siglo XXI, también la comparten gobiernos de otra tendencia, como el colombiano y el peruano", aseguró el jefe de Estado de Ecuador.

Para Correa, existe ahora una "gran coyuntura para buscar en forma definitiva una integración de ciudadanos de Latinoamérica", que no sea de tinte neoliberal, modelo que, dijo "quiso convertirnos en grandes mercados".

Correa, un economista de 44 años de edad, aseguró que no cree en los modelos económicos.

"Ese ha sido uno de los grandes errores de ciertos intentos de desarrollo", indicó el mandatario al apuntar que "teorías económicas y modelos económicos son más fantasías que realidades".

Por ello, recalcó, el socialismo del siglo XXI "enfatiza principios más que modelos" lo que, a su criterio, "lo diferencia del socialismo clásico".

"Como esos principios los comparten muchos gobiernos de Latinoamérica, eso nos lleva a buscar hoy con mayor entusiasmo que nunca la integración de Sudamérica", indicó el presidente ecuatoriano.

En temas de integración, el mandatario reiteró la importancia de que la región adopte una moneda común, aunque reconoció que el camino para ello es aún largo.

Sobre la dolarización de Ecuador, a la que calificó de "barbaridad técnica", insistió en que se mantendrá durante su mandato, pero puntualizó que es "insostenible a mediano y largo plazo".

El jefe de Estado subrayó que con dolarización o sin ella, hay "que ir a una moneda regional" pues, a su criterio, la integración sudamericana debe ser comercial, política e incluso financiera y monetaria, lo que podría comenzar con una unidad de cuenta.

Correa aseguró que ahora hay un nuevo liderazgo en la región entre cuyos actores se mencionó a sí mismo junto con los presidentes Chávez, Michelle Bachelet (Chile), Néstor Kirchner (Argentina), Evo Morales (Bolivia) y Tabaré Vázquez (Uruguay).

Fuente: EFE