23.MAY Jueves, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

FIFA ataca a la Unión Europea y reclama autonomía en el deporte

Martes 20 de diciembre del 2005 | 12:00

Compartir
"No puede ser que las regulaciones que afectan a 28 federaciones influyan en todo el mundo", se quejó el dirigente suizo durante la conferencia de prensa que ofreció como balance de 2005 en Zúrich.

Blatter se quejó de que la regulación laboral europea equipare al futbolista con un trabajador corriente, lo que permite que no se pueda limitar el número de jugadores comunitarios y promueva la nacionalización rápida de los extranjeros.

"Un futbolista no es como un pintor, un albañil o un carpintero. Un futbolista no puede trabajar solo, necesita a diez compañeros para formar un equipo", dijo Blatter.

La FIFA trata de introducir el llamado mecanismo de 6+5, que supondría la obligación de alinear al menos a seis jugadores elegibles por la selección del país donde se dispute la liga, pero la restricción topa de frente con las leyes de la UE y con la famosa sentencia Bosman.

"Tenemos que luchar por la autonomía del deporte, porque hay dos baremos. Es un problema grave, porque lo que sucede en el fútbol europeo no es sólo una cuestión de Europa, sino de todo el mundo", agregó el dirigente del ente rector del fútbol mundial.

Blatter pronunció estas palabras apenas un día después de premiar al brasileño Ronaldinho como el mejor jugador del año, en una gala en la que le acompañaron el camerunés Samuel Etoo, compañero de equipo en el Barcelona, y el inglés Frank Lampard, del Chelsea.

Los dos equipos son ejemplo de la nueva tendencia del fútbol europeo, donde los equipos son cada vez más internacionales. Ni el Barcelona ni el Chelsea suelen cumplir con los deseos de la FIFA en cuanto a la política de 6+5.

"Esto está abriendo la brecha entre los clubes. Es una desviación del fútbol que hay que corregir", aseguró Blatter. "Esto afecta directamente a la competitividad de una liga. La esencia del fútbol es que los equipos se superen, crezcan y algún día opten a ganar un campeonato. Ahora, en algunas ligas los clubes de la parte baja no se preocupan de los partidos que juegan con los grandes, porque ellos juegan otro campeonato, por no descender. Eso me dijo el presidente del West Bromwich Albion inglés".

Según el presidente del ente rector, en otras confederaciones, fuera de Europa, no existen esas desviaciones y puso como ejemplo el pasado Mundial de Clubes, donde "el Al Ittihad jugó con ocho saudíes, el Al Ahly con otros tantos egipcios, el Sydney con nueve australianos y el Saprissa con 11 costarricenses", dijo.

"También el Sao Paulo tenía más de seis brasileños en sus filas, pero el Liverpool jugó la final con sólo tres ingleses", lamentó. "Fuera de Europa el sistema de 6+5 no tiene que ser impuesto. Tienen sistemas más eficientes".

El fichaje masivo de extranjeros en Europa, según Blatter, está despoblando de jugadores el resto de campeonatos, por lo que le gustaría revisar la facilidad con la que se realizan las transferencias y la edad a la que se fichan a los futbolistas, captados cada vez más jóvenes por los grandes clubes.

"Hay un grupo de trabajo donde estarán representados federaciones, clubes, jugadores, agentes... Toda la familia del fútbol", señaló Blatter. "Y sus conclusiones se debatirán en el comité ejecutivo de marzo".