23.MAR Sábado, 2019
Lima
Última actualización 04:28 pm
Clasificados

“No imitemos autoritarismo de Venezuela”

Domingo 11 de septiembre del 2011 | 08:00

Alejandro Toledo está en Lima y, según dice, esta vez para quedarse. Hoy preside la VI Cumbre de expresidentes que organiza su fundación.

Dice que “por ahora” no ve señales de autoritarismo ni amenazas a la libertad de prensa. (USI)
Compartir

Por Patricia Quispe Villanueva

Pese a haberse constituido en el “garante de la gobernabilidad”, el líder de Perú Posible, Alejandro Toledo, parece haber cambiado el apoyo “sin ambigüedades” al presidente Ollanta Humala por una actitud más bien vigilante y cautelosa de su desempeño gubernamental. Dice que “por ahora” no ve señales de autoritarismo ni amenazas a la libertad de prensa. No obstante, advierte que “uno siempre tiene que ser cuidadoso”.

¿Goza de buena salud la Carta Democrática Interamericana a diez años de haber sido firmada?
Eso es lo que van a hacer 17 expresidentes en la cumbre que se realiza este domingo (hoy): insertar el termómetro para ver cuán eficaz ha sido la Carta Democrática, cuyo objetivo central es custodiar el Estado de Derecho, la libertad de expresión, los derechos humanos, la independencia de los poderes y el respeto a las reglas de juego, y que surgió como consecuencia del fenómeno Fujimori en el Perú, y a través de la marcha de los Cuatro Suyos.

Bajo una máscara democrática hay regímenes que buscan perpetuarse en el poder a través del re-reeleccionismo, ¿le preocupa que el Perú pueda ser absorbido por esta tendencia?
No creo, pero uno siempre tiene que estar cuidadoso. El presidente Ollanta Humala ha sido elegido democráticamente y hasta ahora no veo una señal de autoritarismo; claro, estamos a 35 días de gobierno, sería muy prematuro (decirlo), pero no veo un espíritu en él de salirse del marco democrático bajo el cual fue elegido. Espero que no regresemos a los años oscuros de los 90, que no repliquemos la experiencia autoritaria de Venezuela; esperemos por lo menos cien días para tener una opinión preliminar.

Sin embargo, ya se habla de una eventual postulación de Nadine Heredia a la presidencia en 2016.
No, no hagan con el presidente Humala lo que hicieron conmigo. Eso me parece muy prematuro, no hay señales serias ni sólidas, que me lleven a ese tipo de conclusiones. A mí, la prensa en general, me dio con palo, pero nunca me atreví, a Dios gracias, a intervenir en los medios de comunicación.

En el tema del resguardo de la democracia, la libertad de prensa juega un rol fundamental, ¿cómo observa Ud. la situación de los medios de comunicación en nuestro país?
No veo amenazas. La libertad de expresión es uno de los pilares básicos de la democracia, como lo es la defensa de los derechos humanos, del Estado de Derecho. No hay democracia sin libertad de expresión, pero yo no tengo ahora ningún indicio de que esa amenaza pueda existir en el Perú. Lo veo en Ecuador, pero no lo veo en el Perú todavía, y espero que no suceda.

¿Y esas propuestas para realizar sesiones reservadas en el Congreso, mantener una suerte de secretismo?
La democracia es tener puntos de vista discrepantes y coincidentes. Hay un congresista que aprecio, Yehude Simon, que propuso eso, no estoy de acuerdo, pero entiendo que ya lo retiró. Tampoco hay que ser esquizofrénicos, pero sí muy cuidadosos.

Pero siempre existe la tentación de atentar con la libertad de expresión cuando se reciben críticas.
¿Usted me dice eso a mí? Perú.21 me dio con todo, pero nunca llamé a nadie a decirle: ‘Oye, ese artículo no sale’ o ‘No me gusta tu periódico’. Está bien pues, me dieron con palo. Hoy, en retrospectiva, a cinco años de haber sido presidente, yo prefiero esos palos que haber caído en la tentación de la censura o de prohibir. A veces exageraron. ¡No les gustaba mi corbata verde! ¡Oye, no se pasen!, pero eso es la democracia. Que hay exageración en la prensa, la hay, pero eso no te lleva a debilitar uno de los pilares básicos de la democracia. El silencio, la censura te llevan a la corrupción. Cuando regímenes democráticos no tienen el contrapeso de poder, una prensa que informa, la tentación es un gobierno cerrado que controla todo, y ahí se encierra la corrupción.

¿Cree, como dicen algunos, que la prensa es responsable del descrédito de instituciones como el Congreso?
Yo no saltaría a esa conclusión tan dura, no diría que el descrédito de una institución como el Congreso se debe exclusivamente a la prensa. La prensa trata de vender, pero los congresistas han hecho lo suyo, y hay algunos presidentes que para sacudirse de sus propias responsabilidades han minado la credibilidad del Parlamento o de otras instituciones. Eso ha existido con Fujimori, con el presidente García. Decir que el descrédito de una institución como el Congreso se debe exclusivamente a la prensa es no asumir su responsabilidad.

Usted ha señalado que no puede haber ambigüedad en la lucha antidrogas, ¿cuál es su percepción sobre los cuestionamientos al jefe de Devida?
El narcotráfico es un cáncer que carcome las fibras más íntimas de nuestras instituciones, compra voluntades, y no hay que darle un milímetro de espacio. Sería un error grave abrirle las puertas al cultivo indiscriminado de hoja de coca que termina en cocaína, alimenta el narcotráfico, y corrompe y ensucia la economía. No estoy de acuerdo con la suspensión de la erradicación de la coca, pero entiendo que el presidente trata de recomponer la estrategia. Los presidentes tienen la potestad de elegir a sus colaboradores, y si estos no les entregan resultados, entonces tendrán que tomar una decisión. No quiero que el Perú se convierta en un narcoestado. Oiga, en este tema, al toro por las astas.

¿Se quedará todo un año en el Perú?
Me quedo por lo menos un año. Voy a recorrer todo el país, estoy haciendo una reingeniería y modernización de Perú Posible. El 17 de setiembre habrá un congreso extraordinario para modificar los estatutos, estamos haciendo severos cambios. Hay que crear nuevos líderes, habrá renovación a nivel nacional.

Sus dirigentes han puesto sus cargos a disposición, ¿usted hará lo mismo?
Absolutamente. En noviembre se elegirá a los dirigentes nacionales, regionales y distritales del partido. Yo estoy buscando líderes, estoy invirtiendo un año de mi vida, sacrificando a mi esposa que comenzaba a enseñar en Stanford en agosto, y yo en un centro de investigación en Stanford, y mis viajes en el mundo. He decidido entregar un año de mi vida para contribuir a la gobernabilidad democrática del Perú, a modernizar Perú Posible, a identificar nuevos liderazgos, porque cuando una sociedad no tiene instituciones democráticas fuertes, y los partidos políticos son parte de esas instituciones, siempre hay terreno fértil para el surgimiento de autoritarismos populistas como el de Venezuela.

¿Parte de esa contribución es el gabinete en la sombra que conformará?
Necesitamos ser responsables y apoyar constructivamente a la gobernabilidad. Vamos a crear un gabinete en la sombra con secretarías que opinarán sobre cómo va cada sector. Esa será una manera de contribuir a la gobernabilidad. La otra es esta cumbre de expresidentes a quienes estoy sacando de su jubilación para que sean actores en la democracia de América Latina, y ellos, con extraordinaria generosidad, vienen a entregar su experiencia.

¿Qué criterios tiene su fundación para convocar a estos líderes?
Tener profundas convicciones democráticas, ser elegido democráticamente y gobernar democráticamente.

El expresidente Alan García reúne esas condiciones pero no figura en la lista.
El presidente García acaba de dejar el gobierno hace 35 días, no estoy en posición de decir, serán el país y la justicia las que digan su opinión. Aquellos que son elegidos democráticamente y gobiernan democráticamente nos pueden dar el privilegio de ser miembros del directorio del centro.

¿Lo invitará entonces?
Nooo, no tengo duda, él acaba recién (su gestión), estos son expresidentes que ya tienen cinco años con nosotros…

¿En el congreso estatutario se hará un balance de la última campaña?
Ya lo hicimos, convocamos a toda la dirigencia nacional y fue muy autocrítico, y nos cayó a todos, nos llovió a todos, incluyendo al presidente del partido y al candidato. Las autocríticas son importantes para el futuro, las hemos hecho, y las seguiremos haciendo. Si no aprendemos de nuestros errores no podemos avanzar en el camino hacia el futuro.

Esta reestructuración es también con miras a las próximas elecciones, ¿postulará a la Presidencia en 2016?
Oiga, recién acabo de terminar la elección, no se pase, deme un descanso, recién termino. Yo ya me olvidé de las elecciones pasadas, estoy entusiasmado con fortalecer Perú Posible, con el Centro Global, con viajar por el Perú y contribuir a la gobernabilidad. Ni siquiera he pensado en eso todavía, no he tenido tiempo para eso.

¿Y se ve en el escenario de competir nuevamente con Alan García por el sillón presidencial en 2016?
Ni siquiera se me ocurre esa posibilidad por el momento, no tengo ningún problema. Además, a Alan García ya le gané en 2001, no me haga repetir eso.

¿Y cree que le puede ganar otra vez?
No he pensado en ese escenario. Recién terminan las elecciones, sería muy pretencioso, además yo tengo otra agenda.