23.OCT Lunes, 2017
Lima
Última actualización 05:00 pm
Clasificados

LA PORTADA DE HOY

"Regresen a clases"

Compartir:

Accidente de un bus con escolares en Apurímac deja seis muertos

Lunes 03 de diciembre del 2007 | 12:00

La unidad trasladaba a una promoción del colegio Santo Domingo de Guzmán de Carabayllo. Entre las víctimas hay cincos estudiantes y una niña de seis años.

Compartir
La unidad trasladaba a una promoción del colegio Santo Domingo de Guzmán de Carabayllo. Entre las víctimas hay cincos estudiantes y una niña de seis años.

Un viaje de promoción se transformó esta madrugada en una pesadilla, cuando un ómnibus de la empresa Cial, luego de despistarse, cayó al río Santa Rosa, a la altura del puente del mismo nombre, en Apurímac, con 34 escolares, tres profesores y dos padres de familia del colegio Santo Domingo de Guzmán de Carabayllo, así como cuatro turistas extranjeros. En total, eran 52 personas las que iban a bordo de la unidad.

El vehículo, de placa BG-7193, partió ayer a la 1:45 p.m. del terminal de la empresa en Lima, ubicado en el cruce de las avenidas Javier Prado y Paseo de la República, con dirección al Cusco. El lugar donde ocurrió el hecho es una zona inhóspita que está a una hora y media de la ciudad de Abancay. En el mismo lugar fallecieron 14 turistas colombianos, en un

accidente similar

, el pasado 29 de setiembre.

Pese a que inicialmente la información de la Policía de Carreteras señalaba que había ocho muertos -siete escolares de 16 años y una niña de seis años-, al promediar la 1.30 de la tarde, la directora adjunta del hospital Guillermo Díaz de la Vega, Fabiola Ascue, confirmó, luego de que la Fiscalía levantó los cadáveres, que los fallecidos son seis, cinco alumnos del colegio Santo Domingo de Guzmán, identificados como Pablo Cueto Astete (16), Pablo Hernández Chávez (17), Bryan Gálvez Angulo (16), Soledad Mallqui Vitarte (17), Marlon Domínguez Rivas (16), y una niña de seis años que no pertenecía a la delegación escolar, identificada como Adriana Chuqui Yépez.

"Tenemos información de que son seis fallecidos. Aparentemente eran ocho, pero no. Desmentimos lo que se informó, pero ya tenemos la confirmación final, con actas de levantamiento de cadáveres y todo, que hay seis fallecidos", dijo la doctora Ascue en diálogo con RPP. Precisó que el accidente dejó 36 heridos, 11 de los cuales están recibiendo atención médica especializada. Tres de estos están graves -dos escolares y el chofer del bus- y han sido operados en el hospital Guillermo Díaz. Los otros 11 heridos, internados en el hospital de EsSalud 2 de Abancay, están estables. El resto de ocupantes del bus presentó contusiones leves y fue dado de alta.

TESTIMONIO.

"No sabemos por qué ocurrió, caímos a un abismo y estábamos todos mal", declaró a Canal N Victoria Durán, una de las sobrevivientes de la tragedia de Apurímac, mientras que en Lima, en el terminal de la empresa, un grupo de padres de familia, en medio de las muestras del dolor, protestó por la falta de información y acusó a Cial de cometer una negligencia pues el bus habría partido con un solo chofer y habría recogido a pasajeros en el camino.

Janet Abad, representante de Cial, tras lamentar este hecho y solidarizarse con los padres de familia, negó algún tipo de negligencia de parte de la empresa al señalar que la unidad siniestrada cumplió todos los controles de seguridad del plan Tolerancia Cero. Además, rechazó que el bus haya parado en plena ruta e indicó que la compañía se encargará de traer a Lima los cuerpos de las seis víctimas mortales y de brindar todo el apoyo a los familiares de estos.

En tanto, el Ministerio Público inició una investigación preliminar para determinar las causas que originaron el fatal accidente. Esta labor estará a cargo del titular de la Fiscalía Mixta de Aimaraes, Hugo Romero Tello, quien viajó al lugar de los hechos. Consultado por los posibles motivos del siniestro, el jefe de la Policía de Carreteras, coronel Víctor Ordinola, consideró que estos podrían ser "el cansancio, la altura, el clima, la dificultad de la carretera" e incluso el exceso de velocidad.